FRANCISCO ARREDONDO
6 de junio de 2016 / 10:21 a.m.

El fichaje del delantero Marco Bueno, José Juan Vázquez o cualquiera que pretenda hacer Chivas del Guadalajara se podría anular, así como su participación en el Régimen de Transferencia de la Liga MX,, sino cubre la liquidación de más de 3 millones de dólares que adeuda al técnico José Manuel de la Torre, desde septiembre de 2015.

De acuerdo con los reglamentos de la Federación Mexicana de Futbol (FMF) y la misma liga, si existen adeudos reconocidos y registrados ante la Comisión de Resolución y Controversias, el club deudor, no puede participar en la compra y venta de jugadores en el Draft, ni tampoco en el siguiente torneo.

Al cierre de 2015 José Manuel de la Torre y sus abogados interpusieron un reclamo de pago ante Controversias, por el incumplimiento por parte de la dirigencia del Rebaño del pago de su liquidación, ya que al momento de cesarlo del cargo en septiembre, le restaban dos años más de contrato.

Fuentes consultadas señalaron que el contrato firmado por ambas partes en 2014 era por 3 años y 4.5 millones de dólares, es decir 1.5 millones anuales, al momento de su despedido quedaban pendientes 24 meses, en el documento se establecieron cláusulas de protección, que en caso de prescindir de sus servicios, este se cubriría al cien por ciento.

El titular de la Liga MX, Enrique Bonilla, sostuvo este domingo aquí en Cancún, Quintana Roo, sin profundizar en el tema sostuvo que es una mecánica que desde hace un año se busca que sea respetada por los clubes, y no sólo Chivas, si todos aquellos que no han cumplido con sus respectivos compromisos de pago. "Ese es uno de los filtros los que hemos venido platicando desde la temporada pasada. Ya llego el momento que el que quiera cerrar operaciones en el Régimen de Transferencias, tendrá que estar al día con sus adeudos". Señalo el dirigente. "Tienen que estar en ceros con jugadores, clubes y cuenta corriente y de no ser así, no podrán participar en el Draft".
Una vez que el caso estaba en manos de la Comisión de Resolución y Controversias, se llegó al acuerdo de saldar en pagos diferidos, situación que no sólo ha quedado incumplida, sino que ha generado recargos, por lo que la deuda ha incrementado a más de 3 millones de dólares como estaba planteada en un principio.

Al estar reconocido el adeudo ante la FMF y la Liga MX el club, en este caso Chivas, corre el riesgo en primera instancia de no poder entrar a la sala de negociaciones en el Draft de la siguiente semana en Cancún, Quintana Roo, ya que la fecha límite para evitar ser sancionado es justamente el miércoles 7 de junio. "Tengo que el reporte de la Comisión de Conciliación y Resolución de Controversias, ver qué y cuáles están vencidas, cuáles no están vencidas y ellos nos dirán qué es lo que procede". Resalto
Con esta situación también se podría tambalear la contratación de Marco Bueno y José Juan Vázquez procedentes del León ya que es justamente en el Régimen de Transferencias donde se debe oficializar.
El tema también ha generado inquietud dentro de la Liga por tratarse de Chivas, pero también dentro del circuito ha hecho todo lo posible para que se pague y evitar que uno de los clubes más populares del balompié nacional, se quede fuera de toda posibilidad de fichas y vender en el Draft.

En otros tema la Liga MX ya le hizo saber a la familia López Chargoy, propietarios de los Clubes Chiapas Jaguar y Puebla, que para el siguiente año futbolístico se deberán desprender de uno de las dos instituciones, y todo esto como consecuencia de las problemáticas que han tenido en tiempos recientes para cubrir el pago de sus nóminas.

"Lo que estamos buscando es que sí, que la familia López Chargoy se quede únicamente con un equipo".

Se espera que este lunes a su arribo al Caribe mexicano Carlos López Chargoy, presidente de Jaguares fije una postura definitiva, luego de que las negociaciones para vender a un supuesto grupo de inversionistas para llevarlo a San Luis Potosí se vinieron abajo.