Jesús Hernández Téllez
14 de octubre de 2016 / 07:27 a.m.

Este jueves Alan Pulido Izaguirre tuvo su primer entrenamiento con el Rebaño Sagrado, pero sólo hizo una sesión de rehabilitación y gimnasio ya que sigue con una tendinitis en su rodilla izquierda.

El veredicto es el siguiente, líquido en la articulación e inflamación, con lo que se descarta totalmente un problema de menisco.

Pulido no viajará a Puebla, se quedará en Guadalajara para su rehabilitación, pero la buena noticia es que Almeyda contará con sus servicios para el compromiso de copa del próximo miércoles contra los Alebrijes de Oaxaca que se sostendrá en el estadio del Rebaño.

Pulido tendrá que evolucionar en el proceso de desinflamación y así estar trabajando desde el lunes para el juego de Copa y el de Liga ante Pachuca. Almeyda no quiere arriesgar al tamaulipeco y lo dejará en la ciudad para su pronta recuperación. Enviado desde mi iPad