DIEGO ALEJANDRO REOS | @CORTESÍA: LA AFICIÓN
4 de septiembre de 2016 / 09:48 p.m.

El Guadalajara no pudo superar al Houston Dynamo en el Compass Stadium. El Rebaño empató a ceros con el cuadro norteamericano de la Major League Soccer (MLS), aún cuando todo el segundo tiempo tuvo en la cancha a su nuevo artillero Alan Pulido.

Chivas fue superior a Houston más no pudo dejarlo claro en el marcador. Durante los primeros minutos, el Rebaño circuló el balón sin mucha resistencia por parte del cuadro estadunidense, sin embargo no tuvieron la contundencia para hacerle daño.

Fue al minuto siete cuando el chiverío disparó por primera vez al arco de Joe Willis; el juvenil Edson Torres probó suerte desde las afueras del área, pero su zurdazo fue capturado a tiempo por el cancerbero del Dynamo. Se esfumó la oportunidad.

Sin tener el dominio de la pelota Houston también intentó incomodar a José Antonio Rodríguez. Fue al 12’ cuando Ricardo Clark disparó con potencia al marco rojiblanco, pero la redonda terminó en las tribunas del estadio.

Pasaron los minutos y las acciones claras de gol se dieron a cuentagotas. Ya cuando agonizaba la primera mitad el cuadro local estuvo cerca de abrir el marcador en un par de ocasiones; por la banda derecha Yair Arboleda llegó hasta el área y obligó a Rodríguez a mandar a tiro de esquina para salvar su meta; después fue Michelle Benítez quien sobre la línea despejó una pelota que amenazaba con internarse en el arco tapatío.

La última oportunidad de irse en ventaja al descanso se esfumó en los zapatos de Edwin Hernández. Por la banda izquierda, en las cercanías del área de Houston, el “Aris” cobró un tiro libre que Willis atajó a ras de pasto. El rebote todavía favoreció al lateral rojiblanco y este volvió a disparar con muy poca suerte. Ambas escuadras se fueron igualadas al vestidor.

Para la complementaria, Matías Almeyda mandó al campo a gran parte de sus titulares; de la banca saltaron Rodolfo Cota, Hedgardo Marín, Jesús Sánchez, Jair Pereira, José Juan Vázquez, Eduardo López, Michael Pérez, Isaac Brizuela y el más esperado de la noche, el nuevo atacante Alan Pulido.

Ya con estas modificaciones la historia no cambió mucho. Se esfumaron los primeros 20´de la segunda mitad y el marcador aún se conservaba como al arranque del partido. Pulido no pudo ponerse frente a la meta norteamericana y poca oportunidad tuvo para mostrarse en sus primeros instantes de juego con la rojiblanca.

Fue al 27´ cuando los focos rojos comenzaron a encenderse en el Guadalajara. Luego de disputar el balón, Jair Pereira cayó al suelo con una molestia en la pierna derecha y Almeyda optó por retirarlo del campo para no arriesgar a una lesión mayor.

Pasaron más de 10 minutos para que alguien ingresara a sustituir a Pereira. El zaguero se lesionó al 70’ y fue hasta el 83’ cuando Miguel Jiménez, el tercer portero de Chivas, tomó el lugar del “Comandante” en la zaga rojiblanca con todo y el dorsal de Oswaldo Alanís en la espalda.

En los últimos suspiros del partido Alan Pulido se perdió la oportunidad de marcar su primer tanto con el Guadalajara. El cancerbero estadunidense escupió el esférico hacia donde estaba el atacante rojiblanco y este no pudo conectarlo de manera correcta para mandarlo a las redes.

Al final el silbante no dio tiempo de compensación y Chivas se tuvo que conformar con el empate a ceros ante una escuadra que mostró poco y nada en el compromiso.