jesús hernádez
1 de octubre de 2016 / 11:30 p.m.

Chivas fue superior que el Morelia desde el primer minuto de juego, pero le costó ponerlo de manifiesto en el marcador. Los tapatíos ganaron y sumaron tes puntos más para meterse a la Liguilla, pero sigue siendo evidente que la puntería de sus delanteros no va de la mano con el trámite del partido.

Los rojiblancos juegan mejor de lo que dice el luminoso y de nueva cuenta acabaron defendiéndose con todo, como en Veracruz o el martes en el Morelos. Los de Verde Valle no saben matar los partidos y le dan vida al rival.

Chivas 2, Morelia 1.

El Rebaño tardó 50 segundos en tirar dos veces al arco de los morelianos. Se metieron hasta el área chica y perdonaron. El ritmo que imprime el equipo de Alemyeda es diametralmente distinto a la puntería de sus jugadores. Llegan y tocan la puerta, buscan meterse hasta la línea de gol y no pueden matar el partido.

Brizuela tuvo una y de la línea le sacaron el disparo, posteriormente el rebote le quedó de nuevo al Conejo, pero el disparo le quedó a las manos del portero visitante.

El asedio seguía y antes del minuto seis llegó un tiro de media distancia de Michael Pérez que el meta visitante con apuros sacó a tiro de esquina.

Después Cisneros tuvo otro disparo y el balón llegó a la posición del arquero Rodríguez. Mucha llegada y poca o nula efectividad.

Chivas lo intentaba, pero no lograban abrir el arco moreliano. La vía de acceso era la derecha el tandem formado por Jesús Sánchez, Orbelín Pineda e Isaac Brizuela era la arma favorita de los de Almeyda y mediante esa banda llegó el gol. Al minuto 34 Brizuela encontró en el área a Orbelín Pineda quien se quita a su marcador y en su afán por evitar el gol de Orbelín lo derriba y el silbante Jorge Rojas marcó penalti.
Desde el manchón Alan Pulido le pegó con fuerza y colocación para inaugurar el marcador. Cinco llegadas de gol y apenas un tanto en favor de los de Almeyda quienes tenían controlado el partido y al final no podían darle más amplitud al cotejo.

De Morelia poco al ataque, sólo un tiro de media distancia que se fue por un costado del arco de Cota, salvo esa jugada el peligro contra Chivas era nulo.

Con el segundo gol de Alan Pulido con el Rebaño acabó el primer lapso.
Para el complemento el equipo moreliano hizo un movimiento raro, sacó a su mejor hombre de la cancha, el peruano Ruidíaz y metió a Luis Gabriel Rey, ya sin el Inca el cuadro visitante perdió poder ofensivo.

El Rebaño seguía dominando las acciones del partido y el segundo gol llegó mediante una acción individual de Isaac Brizuela. El Conejó recibió el balón de parte de Alan Pulido, se perfiló, adelantó el balón y aprovechó que nadie salió a apretarlo y jaló el gatillo. El balón se anidó a media altura pero llevaba la potencia necesaria para vencer a Felipe Rodríguez. Golazo de bandera del Conejo Brizuela.

Con la ventaja de dos goles el Pelado Almeyda mandó dos cambios, al Gallo Vázquez y al Gullit Peña, quien fue abucheado por la afición del Rebaño, aunque no había tocado ni un balón. El Gullit tuvo un mano a mano contra el portero Rodríguez quien se rifó el físico y evitó el tercero del Rebaño, Peña no logra retomar el ritmo futbolístico y la afición se lo recrimina en cada acción.

Ya en tiempo adicional Rodolfo Vilchis le puso emoción al juego al rematar al meter un golazo para meterle presión al encuentro. Vilchis le pegó con furia al ángulo de Cota, pero era muy tarde, un golazo que no sirvió para mucho ya que la suerte de los purépechas ya estaba echada.