notimex
9 de septiembre de 2015 / 06:43 p.m.

El jugador experimentado Carlos Salcido admitió frustración por el hecho de estar alejado del terreno de juego por algunas semanas, sin poder ayudar a Chivas de Guadalajara.

El futbolista dejó en claro que ahora regresa más fuerte y a disposición del entrenador José Manuel "Chepo" de la Torre para colaborar en el equipo, que pelea por no descender.

Salcido sufrió una dura lesión en el tobillo a inicios de agosto durante el juego contra Tigres de la UANL, situación que le afectó en lo moral, pero está preparado para resurgir, a sus 35 años de edad.

“Estoy muy molesto, muy desesperado conmigo mismo, porque no estoy acostumbrado a estar en un gimnasio haciendo terapia. En Chivas me han aguantado bastante con mis rabietas, es mera desesperación, también sabemos que tenemos que tener esa calma, hacer caso y regresar más fuertes”, señaló, en conferencia de prensa.

Salcido ve complicado que pueda estar de inicio en el juego de este fin de semana contra Tijuana, para la fecha ocho del Torneo Apertura 2015 de la Liga MX, pero el hecho de que jugó el sábado pasado en el amistoso contra León, le ayudó en el ánimo.

“Yo estaré al regreso a disposición y si me toca banca estaré, si ayudo al equipo estando en la banca voy a estar, si ayudo con 15 minutos o lo que diga el entrenador voy a estar”, indicó.

El jugador ve bien al "Rebaño Sagrado" y espera que pueda concretar una racha de buenos resultados, sin duda que los canteranos han respondido a las expectativas, camino que espera puedan seguir.

"El equipo venia haciendo las cosas bien en partidos anteriores. Ya se ha encontrado un ritmo. Veo a los jóvenes muy bien, con buen ritmo futbolístico. Se crea competencia. A Michael lo veo bien", declaró.

Respecto al atacante Alan Pulido, quien interesa a Chivas, pero que se aferra a vivir su sueño de jugar en Europa, Salcido sólo refirió que el ex jugador de Tigres debe de tomar la decisión que más anhele, quedarse en el viejo continente o regresar a México.