JUAN LARA | @juanlaram7
25 de mayo de 2017 / 11:57 p.m.

El entrenador de Chivas, Matias Almeyda, mencionó que su plan estaba saliendo a la perfección hasta que se le apareció al jugador que consideró un "crack", André-Pierre Gignac.

"Hicimos un gran partido, sobre todo el primer tiempo. Lo planificado estaba dando sus frutos pero enfrente tenemos un crack que tocó dos veces y anotó dos goles. Ya sea por errores propios o por virtud porque el segundo gol es de un jugador diferente, su definición.

Porque siempre hay que buscar culpables. Se pueden buscar virtudes del rival y por eso nos empataron.

Tuvimos chances de hacer otro gol. Hay que analizar el partido, el segundo gol es un golazo. Es la perfección en una jugada, Un control y una definición desde lejos impresionante".

"Estuvo obligado a hacer un cambio porque se Lesionó Aris. Seguimos igual, nosotros vinimos a jugar de igual a igual. Tuvimos nuestro méritos, pero Gignac es el mejor jugador que tiene esta liga y no se puede descuidar".

El Pelado descartó que el segundo gol felino sea un golpe anímico para el equipo y que quedan 90 minutos donde buscarán definirlo ante su gente.

"Psicológicamente vamos perfectos. Si nos regalaban esta Final veníamos a jugarle de la misma manera. Quedan 90 minutos y tengo un equipo de guerreros. El campeón será el que mejor juegue el domingo".

El estratega argentino espera que para el duelo de Vuelta volver a incomodar a los ofensivos de Tigres.

"Anulamos 84 minutos. Fue perfecto, Tigres no podía ingresar, ningún jugador de Tigres jugó libre y cómodo. Volveremos a incomodarlos".