Jesús Hernández
9 de marzo de 2016 / 08:30 p.m.

La helada tarde en la zona de El Bajío sorprendió a más de alguno y es que cayó una mezcla de agua nieve en el estadio del Rebaño Sagrado.

La sorpresa se adueñó de los cerca de cuatro mil presentes en el estadio y es que no es común este tipo de climas en Jalisco.

La última nevada en Guadalajara fue hace casi 20 años y ahora el estadio de las Chivas fue el marco perfecto para este fenómeno meteorológico.

Pese a la capa de nieve sobre el césped el juego entre Chivas y Dorados no se interrumpió.