EDUARDO TORRES | @EDUTORRESR
1 de julio de 2017 / 03:46 p.m.

Juan Carlos Osorio se ha vuelta el personaje que más divide las opiniones, la mayoría de las cosas relacionadas a él están llevadas al extremo. Parece que se convierte en esa clase de: lo odias o lo amas.

Pero ¿cuáles son realmente algunos de los errores que tuvo en estos partidos?

Excesiva rotación: en el juego dos contra Nueva Zelanda se cambiaron 8 futbolistas, de cierta forma esto evitó algunas lesiones por cargas de trabajo, según comentó Osorio, pero parece que sí fue un número bastante alto. Las rotaciones son positivas, sobretodo si es considerando las características positivas y debilidades que pueda tener el rival. ¿Hasta qué punto esto está bien? 8 fue demasiado.

Pensar más en potencial que en la realidad: es verdad que hay jugadores como Oswaldo Alanís que pueden llegar a tener un gran potencial, pero su actualidad no es tan positiva, sobre todo utilizándolos en posiciones y roles poco habituales para ellos. Lo mismo pasó con Diego Reyes, puede llegar a ser un buen contención en algún futuro pero hoy aún no lo es.

Priorizar la altura:
parecería que Osorio tiene un trauma desde que perdió la final de Sudamericana contra River Plate en balón parado, ahora toma mucho en cuenta la altura para decidir sus 11 jugadores, algunos de los mejores no son tan altos, como Aquino o Lozano, pero ha hecho algunos descartes como con José Vázquez, que pudo haber sido útil en este torneo.

Trabajo defensivo:
el argumento principal del desorden es ligado a la rotación, pero lo cierto es que juegue quien juegue puede tener bien adaptados los hábitos y automatismos defensivos, pero sean cuales sean los protagonistas parecía que las ideas defensivas eran carentes.

Cambios; Lozano por Aquino frente a Alemania dejó muchas dudas, luego en las rotaciones parecía extraño que no estuvieran o que tardaran mucho en entrar gente como Vela o Jonathan Dos Santos, este tema de refrescar algunas zonas del campo también fue un punto negativo para la gestión de Osorio dentro de Copa Confederaciones.


AG