13 de febrero de 2015 / 03:55 a.m.

 

Monterrey.- El doctor que el año pasado encabezó la cirugía estética en la que murió una joven en el Centro Quirúrgico Nogalar, actualmente, sólo tiene la obligación de presentarse a firmar cada dos semanas ante los jueces de control regional de ese municipio, mientras que la familia de la víctima sigue esperando el pago de la indemnización.

Mario Chavarín Ortega fue considerado presunto responsable del delito de homicidio culposo, por el deceso accidental de Martha Ericka Valdez Pérez, de 32 años, quien murió la madrugada del 3 de abril de 2014, durante la operación de liposucción a la que se sometió.

Semanas después de esos acontecimientos, Chavarín Ortega se presentó ante el agente del Ministerio Público que integra la carpeta judicial del caso y compareció en relación a los hechos.

Luego, el mismo fiscal lo presentó ante un juez de control regional, quien lo vinculó a proceso y como medida cautelar le ordenó que no debía ejercer su profesión, ni abandonar el país, porque quedaba obligado a presentarse a firmar cada dos semanas.

Sin embargo, el médico y su defensa se inconformaron con esas medidas cautelares y promovieron un amparo.

Tras analizar los argumentos de Mario Chavarín y su defensa, las autoridades federales lo protegieron y revocaron la determinación del juez de control regional.

Con su resolución, los funcionarios de la federación autorizaron al profesionista a salir del país y a ejercer su profesión.

Por lo que sólo quedó obligado a presentarse a firmar y el agente del Ministerio Público que investiga el caso analiza si se inconforma o no por esa resolución para que el juicio, que actualmente está suspendido, continúe su trámite normal.

FOTO: Archivo

REDACCIÓN