6 de febrero de 2015 / 02:36 a.m.

Monterrey.- Los dos reos que asesinaron al líder de la delincuencia organizada con quien estaban recluidos en el penal del Topo Chico, fueron consignados por homicidio calificado al juzgado primero penal de Monterrey y con eso, uno de ellos acumuló 25 causas criminales, en la que en la mayoría es procesado por homicidio y secuestro agravado.

Héctor José García Medrano, de 24 años de edad, apodado "El Cabe" y Alfredo Hernández Ramírez, de 30, "El Flaco", acumularon un nuevo expediente como presuntos responsables de la muerte violenta de Jesús Borges Ramírez, apodado "El Guía".

Al rendir su declaración preparatoria, los dos delincuentes se negaron a hablar de los hechos que protagonizaron el pasado 2 de febrero en el ambulatorio "B" del centro penitenciario y por recomendación de su defensor oficial se apegaron a los beneficios del artículo 20 constitucional.

Aunque, ante el personal del juzgado se negaron a dar explicaciones, en la declaración que hicieron en la agencia del Ministerio Público, los acusados confesaron haber asesinado a Borges Ramírez, porque los tenía hartos con sus maltratos y cobro de cuotas.

Revelaron que para concretar su plan de victimarlo, utilizaron unas puntillas que hicieron con pedazos de alambrón que tomaron del que están utilizando las autoridades del reclusorio para instalar cámaras de seguridad en el área de la cocina.

En esa diligencia, García Medrano aseguró que conoció a "El guía" en el 2010, cuando fue detenido por primera vez y que en el 2013, cuando quedó preso por segunda ocasión, el fallecido comenzó a golpearlo constantemente.

Con estos hechos, Héctor Josué García Medrano, "El Cabe", acumuló 25 procesos como presunto responsable de diversos delitos, principalmente, homicidios y secuestros, los cuales, según las autoridades, cometió en la época violenta de la entidad, cuando se desempeñó como líder de un grupo criminal.

La mayoría de los expedientes que enfrenta "El Cabe" se desahogan en el juzgado primero penal del municipio de San Pedro.

 

FOTO: Especial

REDACCIÓN