5 de febrero de 2015 / 01:35 a.m.

Monterrey.- El vicioso que asesinó a la menor porque supuestamente le disputó un bote con solvente tóxico, en Apodaca, fue trasladado al penal del Topo Chico, donde quedó a disposición del juzgado de narcomenudeo.

Erick Bladimir Rodríguez Castillo, de 18 años, es considerado, por el momento, presunto responsable de delitos contra la salud en su modalidad de posesión con fines de venta de cocaína.

Mientras es procesado por ese ilícito, Rodríguez Castillo también está bajo investigación por parte del agente del Ministerio Público de homicidios, quien le integra una averiguación previa como presunto responsable del asesinato de Paola Jaqueline Loera Palacios, de 15 años de edad.

La muerte violenta de la quinceañera trascendió el domingo 1 de febrero, cuando varias personas descubrieron su cuerpo semi desnudo y abandonado en un baldío ubicado en la calle Rogelio Mayorga, frente a una quinta marcada con el número 607, de la colonia El Campestre, en el mencionado municipio.

Inmediatamente después del reporte, los elementos de la Agencia Estatal establecieron la identidad de Rodríguez Castillo, porque sus características coincidían con las dadas por sus padres en la denuncia que presentaron el pasado 25 de enero, un día después de que desapareció.

Los padres de la jovencita, que vivía en la colonia Fovisste de Apodaca, mencionaron que el día que despareció pidió permiso para asistir a una fiesta y ya no regresó.

Horas después  que trascendió el homicidio, los investigadores estatales ubicaron a Erick Bladimir como la última persona con la que vieron a la menor y al ser cuestionado, aceptó y confesó ser responsable de su deceso violento.

El presunto criminal confesó que la atacó a golpes, porque después de sostener relaciones sexuales quiso quitarle un bote con solvente tóxico.