Minelli Atayde | enviada especial
26 de julio de 2015 / 07:03 p.m.

Bastó que México se asomara en el ataque para el derrumbe de Jamaica. El equipo sorpresa del torneo perdió el olfato goleador y la suerte en la Final de la Copa Oro, mientras que México recuperó el dominio del balón y la capacidad de concretar (al menos en estos 90 minutos), derrotó al equipo de la isla 3-1, sin penales dudosos esta vez; eso le bastará para sosegar el asfixiante ambiente que se había vivido en días previo.

Dicen que al que siempre se recuerda es al campeón, pero será difícil olvidar el tortuoso y polémico camino que recorrió el Tricolor en esta justa para conseguir el objetivo.

El duelo contra los jamaicanos inició movido. Apenas iba el minuto nueve, y Miguel Herrera ya le pedía calma a sus futbolistas desde el banquillo. Así estaba la situación, tres llegadas seguidas del cuadro de la isla, balones que se pasearon por el área azteca, mismos que pusieron a los jugadores del Tri en alerta.

Entonces, México presionó, se adueñó de terreno enemigo, y encontró espacios a base de presión. Oribe Peralta y Jesús corona lo intentaron con dos remates con la cabeza, Jesús Dueñas con un tiro potente que inquieto al arquero Andre Blake, pero ninguno encontraba el gol.

Ya no aparecían los de Jamaica, en cambio, el Tecatito pisaba fuerte en el área, seguía tirando desde donde podía. Fue hasta el minuto 31 que, tras un centro de Paul Aguilar por derecha, Andrés Guardado remató la pelota como venía, e hizo estallar el balón para incrustarlo al fondo de las redes.

Giles Barnes volvió a ilusionar a su afición, cuando, luego de una falta de Diego Reyes cerca del área grande, cobro un tiro de castigo, el balón pasó cerca del poste izquierdo de Guillermo Ochoa. Instantes después, Barnes volvió a inquietar a Memo, pero éste, se estiró para mandar el balón fuera de zona de peligro.

Jamaica volvió a acechar el área mexicana en los últimos minutos del primer tiempo, pero no consiguió el empate. Además, el árbitro perdonó a Austin una dura barrida sobre el Maza Rodríguez, en la que bien podría haberlo teñido de rojo.

Apenas iniciaba el segundo tiempo, y Jesús Corona robó un balón en terreno enemigo, lo condujo, y tiró desde fuera del área. Era el segundo para el Tricolor.

Mcanuff lo intentó desde izquierda, pero Ochoa únicamente tuvo que recostarse ante un tiro que iba bastante flojo para apagar cualquier peligro.

Pero al minuto 61, un centro de Paul Aguilar, que no pudo detener Michael, le quedó a Oribe Peralta, quien quedó solo de frente al marco y no falló.

Andrés Guardado salió de la cancha, tenía un golpe en el tobillo y no lo quisieron arriesgar. Entró Jorge Torres Nilo, quien se colocó como carrilero por izquierda, y el entrenador mexicano adelantó a Miguel Layún.

Después de eso, hubo pocas cosas que contar. Pero al minuto 79, Darren Mattocks se quitó al Maza Rodríguez y sacó un tiro potente, que se incrustó por el poste izquierdo de Ochoa.

Todavía entró Carlos Equivel y Javier Orozco al encuentro, pero ya no hubo más. México ganó la Copa Oro, y en octubre próximo se verá las caras con Estados Unidos para buscar el boleto a la Copa Confederaciones.

LO MÁS DESTACADO

Andrés Guardado al 30' abre el marcador.

Jesús Corona al 46' incrementa la ventaja.

Oribe Peralta al 60' anota el tercer gol del partido.