AGENCIAS
16 de marzo de 2016 / 10:05 p.m.

Cruz Azul, con serenidad, certificó su pase a las semifinales de la Copa MX del Torneo Clausura 2016 al superar 3-0 a Juárez, en duelo disputado en la cancha del estadio Azul.

“La Máquina” cumplió con los pronósticos y se quedó con el triunfo ante sus seguidores gracias a los goles del ecuatoriano Joffre Guerrón, al minuto 66 y 90, y de Víctor Zúñiga, al 76, y en la antesala por el campeonato se medirá contra Necaxa.

Si bien el anhelo de los seguidores cruzazulinos es consagrarse campeón en Liga MX, la satisfacción está presente en el certamen copero y el sueño por levantar el título está intacto sabedores de que está en juego una inyección de ánimo y el medio boleto a la Copa Libertadores de América 2017.

Cruz Azul se topó contra el actual campeón del Ascenso MX, el equipo chihuahuense, que consciente de que el pase al certamen sudamericano no será premio por la categoría que ocupa, decidió encarar el choque con varios suplentes, pensando más en su competición liguera para tratar de luchar hasta el final por subir a la Primera División del futbol mexicano.

La escuadra cementera aprovechó dichas circunstancias y sobre todo fue paciente en el compromiso, dado que el empate sin goles se reflejó hasta el entretiempo para ganarse ciertos abucheos pese a las claras llegadas de Guerrón y su goleador paraguayo Jorge Benítez.

El equipo que dirige Tomás Boy siguió con el dominio del encuentro; "Conejo" Benítez perdonó de frente al portero Jesús Urbina, quien después en una mala salida provocó el cabezazo de Guerrón que impactó en el travesaño.

Después el mismo atacante ecuatoriano por fin acabó con la malaria y abrió el marcador tras un gran pase de Gerardo Torrado, para decretar el 1-0.

Ya con el gol que dio cierta tranquilidad, el cuadro local se soltó y firmó un golazo de canteranos, Rafael Baca tocó a Kevin Montaño y éste sirvió a Zúñiga, quien de primera intención disparó para el 2-0 que sentenció.

Antes del silbatazo final, Aldo Leao habilitó a un motivado Guerrón que dentro del área remató con derecha para conseguir su doblete personal y el 3-0 que dignificó el dominio de Cruz Azul sobre Bravos, que para nada se fueron tristes del Azul.

El árbitro del encuentro fue Diego Montaño, quien tuvo una labor aceptable y amonestó al local Juan García y a los visitantes Sebastián Maz y Juan Pineda.