NOTIMEX
10 de septiembre de 2016 / 07:36 p.m.

Con el “corazón” en la mano y muchos pantalones, América vino de atrás para quitarse una desventaja de tres goles y derrotar 4-3 a Cruz Azul, en vibrante partido de la fecha ocho del Torneo Apertura 2016 de la Liga MX, disputado en el estadio Azul.

Los goles de la victoria fueron obra de Oribe Peralta, al 54, del argentino Silvio Romero (74 y 92), así como del paraguayo Pablo Aguilar (89). El argentino Christian Giménez (18, 21) y el chileno Francisco Silva (26) por la vía del peal, marcaron por los de casa.

Con este resultado América llegó a 14 unidades, mientras la “Máquina” se quedó con ocho.

Cuando parecía que América viviría otro partido de pesadilla, el equipo sacó algo más que corazón, esa garra que los ha hecho grandes en toda su historia, para rescatar un resultado que los revive a ellos, pero, sobre todo, a su técnico Ignacio Ambriz.

El perder el clásico ante Chivas hace un par de semanas caló hondo en el seno del equipo y la promesa fue reivindicarse ante los “celestes”, algo que lograron, pero no fue sencillo, ya que en los primeros 26 minutos todo parecía perdido.

Sin ser espectacular, la “Máquina” apabulló a un rival que reflejaba desde la banca un insuperable espíritu de derrota. El encargado de abrir el marcador fue el argentino Christian Giménez, quien ejecutó de manera magistral un tiro libre fuera del área, que se coló pegado al ángulo superior derecho, al minuto 18.

Tres minutos después, el paraguayo Jorge Benítez se llevó con toda facilidad a cuatro zagueros “azulcremas” para plantarse frente al portero Moisés Muñoz, quien con una barrida le robó el balón, pero el rebote le quedó a “Chaco”, quien sólo la tuvo que empujar al fondo de las redes, al minuto 21.

Y al 26, Benítez fue derribado dentro del área por Rubens Sambueza, para que se decretara la pena máxima que el chileno Francisco Silva definió pegado al poste izquierdo para poner el 3-0.

En el complemento, un grave error de Aldo Leao Ramírez le costó la expulsión y propició la reacción de América, que logró acortar distancias en la jugada siguiente por medio de Oribe Peralta, al minuto 54.

Instantes después, el árbitro no juzgó de la misma forma un pisotón del ecuatoriano Renato Ibarra, lo que habría cambiado por completo el acoso que los “celestes” sufrían por parte de Águilas.

Ambriz sabía que era el momento de ir por todo, por lo que metió a la cancha a los ecuatorianos Michael Arroyo y Renato Ibarra, de quien salió el centro para el segundo gol, obra del argentino Silvio Romero, quien conectó un sólido testarazo, al minuto 74.

América se fue con todo al frente y a un minuto del final salió un centro por derecha hasta el otro lado, donde Pablo Aguilar se lanzó de “palomita” para meter un cabezazo pegado al poste derecho y así lograr el empate, pero no se conformaron.

Ya sobre el tiempo, América le dio la vuelta, nuevamente Ibarra mandó un centro por derecha en diagonal retrasada, donde Romero, de primera, le metió toda la pierna para firmar un triunfo espectacular, digno de los cien años del cuadro de Coapa.

El arbitraje estuvo a cargo de Fernando Hernández , quien tuvo una labor casi impecable, de no haber sido por esa tarjeta roja que se guardó para Ibarra. Expulsó de roja directa al colombiano Aldo Leao Ramírez (51), además de amonestar a Rafael Bacca (57) y el chileno Enzo Roco (84), por los de casa.

El paraguayo Pablo Aguilar (17), el argentino Rubens Sambueza (24), Osmar Mares (39), los ecuatorianos Renato Ibarra (57) y Michael Arroyo (72), así como el paraguayo Osvaldo Martínez (77), vieron cartón preventivo por la visita.