EDUARDO ESPINOSA | CORTESÍA. LA AFICIÓN
22 de noviembre de 2017 / 05:28 p.m.

Lo de Paco Jémez con Cruz Azul se está convirtiendo en la crónica de una despedida anunciada. Aunque el técnico español quiere ser respetuoso con los tiempos de su contrato –el cual expirará cuando La Máquina quede fuera de la Liguilla– y no quiere hacer pública su decisión, todo indica en que no piensa renovarlo.

Es más, en sus últimas comparecencias, Paco ha querido eludir el tema; sin embargo, termina hablando de ello. Luego de lograr la calificación el sábado pasado dio más detalles, aunque dejando en claro una y otra vez que aún no había tomado una decisión.

"Yo no he dicho si me voy a ir o me voy a quedar, no he dicho nada ni pienso decirlo porque entre otras cosas no lo he decidido. Cuando acabe todo esto será el momento de sentarme y ver lo que quiero y me interesa. Sobre mi futuro no pienso hablar, creo que el club es un club señor y hará lo que tenga que hacer, a mí no me preocupa porque tengo por delante algo tan grande para pensar si voy a seguir o si va a venir un entrenador. Soy dueño de mi futuro y haré lo que quiera, pero en este momento no he tomado ninguna decisión", dijo el sábado.

PARARÍA SEIS MESES

Ayer, Paco concedió una entrevista a Marca Claro, y ahí el español abrió otra posibilidad, que es la de parar el siguiente semestre, argumentando que este último año en México había sido “durísimo” para él.

"A España voy a volver pronto porque quiero ver a mi familia, en cuanto a mi futuro deportivo no he decidido nada, pero tengo muchas cosas encima de la mesa para poder elegir. Sin embargo, me estoy planteando parar seis meses hasta junio, ha sido un año durísimo en todos los aspectos, nos ha dejado a todos los que estamos aquí totalmente vacíos", dijo a Marca.

Y agregó: "No soy de parar, cuando tengo trabajo no me gusta dejarlo a un lado, lo de parar es una alternativa que la tengo ahí, pero no quiere decir que vaya a utilizarla. Veré lo que tengo delante, quiero acabar lo mejor posible y luego sentarme y ver lo que hay. Si es algo realmente que me apetezca, me guste y me motive lo agarraré sino esperaré y veré lo que el futuro nos va demandando".

Lo cierto es que Paco ya no está a gusto en México y Cruz Azul ya no luce como su prioridad para el 2018. La lejanía física que tiene el técnico con su familia (la cual está en España), así como la presión a la que se ha enfrentado en Cruz Azul, donde ha tenido muchos choques con la prensa, han provocado que Jémez decida no renovar su contrato.

Desde un principio, Paco tenía sobre la mesa la renovación casi automática si lograba calificar al equipo, incluso, para la directiva existe la percepción de que el técnico español ha hecho un trabajo aceptable, renovando y uniendo al grupo, e imponiéndole disciplina.

El lunes, el propio Guillermo Álvarez Cuevas admitió que desde hace un mes el tema de la renovación de Jémez ha estado presente, aunque aún no se ha tenido la plática definitiva.

“Eso es algo que siempre ha estado latente en los últimos 30 días, evidentemente se ha tenido una postura seria y profesional con el técnico Paco Jémez, desde luego no ha habido todavía esa charla; siento que cuando se empiezan a especular cosas, solo provocan distracción”, dijo a ESPN.

Incluso, admitió que el portugués Pedro Caixinha puede ser una posibilidad: “Pues estaría sujeto… en algún momento se llegó a pensar en él; habrá la oportunidad de definir la situación de nuestro técnico Paco Jémez”.

Como sea, el futuro de Paco Jémez con Cruz Azul está decidido, el español no piensa en renovar con el club celeste y estos juegos de Liguilla –al menos que algo cambie en su modo de pensar– serán los últimos en los que dirija a La Máquina.

LOS 7 MOMENTOS DE JÉMEZ

1) LLEGADA CON OPTIMISMO


El 6 de diciembre de 2016, Paco Jémez fue presentado como nuevo entrenador de Cruz Azul; el técnico español venía de haber sido cesado del Granada, y hasta el momento su mejor desempeño lo mostró con el Rayo Vallecano. En su presentación se mostró ambicioso: “Yo no he venido a empatar o perder, he venido a ganar. Voy a tener uno de los mejores equipos, así que Cruz Azul va a salir a ganar, quiero que no sea un equipo que especule, que no se conforme con cualquier cosa, quiero que entienda que para ser grande hay que demostrarlo”.

2) ENCONTRONAZOS CON LA PRENSA

Aunque al principio Paco Jémez fue cordial con los medios de comunicación, muy pronto entró en choque con varios de ellos; primero por los resultados que generó Cruz Azul en su primer semestre y luego por las notas amarillistas que varios sacaron del técnico español. El sábado pasado Jémez arremetió contra esta prensa.

“Me he encontrado aquí con otro tipo de prensa que no es la mayoritaria que para mí es una prensa vomitiva, es una prensa basura, es una prensa deleznable que da una imagen de México totalmente distinta a lo que es”.

3) FRACASA EN EL CLAUSURA

El primer torneo de Jémez en México fue muy complicado. Pese a que Cruz Azul arrancó con una victoria ante Necaxa, muy pronto entró en una inercia negativa en la que solo pudo rescatar tres empates en sus siguientes siete compromisos, es decir, solo tres unidades de 21 que disputó; en la siguiente mitad del campeonato logró enderezar un poco el rumbo; sin embargo, el mal comienzo le cobró factura. Al final, concluyó la temporada con 21 puntos, producto de cinco puntos, seis empates y seis derrotas, quedándose en el lugar 11 de la tabla, a tres unidades del octavo.

4) PINTA DEDO A UN AFICIONADO

Al finalizar el partido de la Jornada 4 ante Toluca, que Cruz Azul empató sin goles, Paco Jémez le pintó dedo a un sector de la tribuna. La imagen se viralizó en redes sociales por lo que La Máquina citó a conferencia de prensa donde el técnico dio su versión de lo ocurrido.

"Dicho gesto iba dirigido a un sujeto que al acabar el partido me insultó y amenazó a mis hijas. No hay nada más detestable que un adulto sea capaz de insinuar cualquier tipo de degradación sexual hacia dos menores con la intención de insultar a su padre", explicó Jémez.

5) SOLIDARIO EN EL TEMBLOR

Paco Jémez dejó ver su lado más humanitario cuando se sumó como voluntario en uno de los centros de acopio después del temblor del 19 de septiembre. “Te puedo asegurar que vivir una cosa de éstas, tener que salir corriendo del hotel… estábamos todos comiendo, sin saber si llegabas a la puerta…puedo asegurar que es la situación más tensa y más difícil y comprometida que he vivido en mi vida. Me gustaría hacer más, pero de poco a poco, si somos muchos podemos llenar un mar entero. El futbol no está en la mente de nadie”, dijo en entrevista al programa Transistor de Onda Cero.

6) SE METE CON LA GRANDEZA CELESTE

Luego de perder ante Lobos BUAP, Paco fue duro con el trabajo de su equipo, con unas frases que levantaron la polémica: "Nosotros no somos un equipo grande, hoy dejamos en claro que no somos un equipo grande; nuestra afición es nuestro mejor baluarte. Hoy no hemos estado a la altura de lo que nuestra afición se merece", dijo y días después culpó a los medios por toda la interpretación que se le dio. "Soy dueño de lo que digo no de lo que interpreten, el aficionado de Cruz Azul es inteligente, el problema es que si mienten o manipulan es su responsabilidad (de los medios)".

7) LOGRA EL BOLETO A LA LIGUILLA

Finalmente, Paco Jémez logró el objetivo principal que se le pidió para este semestre, el de regresar al equipo a una Liguilla, luego de tres años de ausencia. Con algunos altibajos, y jugándose todo en los últimos dos encuentros, en los que derrotó a Morelia y Veracruz, La Máquina se pudo meter como sexto clasificado al terminar con 27 puntos el campeonato.

"Es un tema de liberación de la presión que nos comía y nos perseguía por lo que había pasado en años anteriores. Todos nos sentimos un poquito aliviados”, dijo en conferencia.

DP