notimex | @mmdeportesmx
11 de marzo de 2017 / 10:16 p.m.

El técnico de Cruz Azul, el español Francisco Jémez, se manifestó por echar del futbol a los violentos, ya sean árbitros, jugadores, técnicos y directivos que abusan de su puesto y bajan a encarar a los silbantes.

Si hay un árbitro que insulta y amenaza que lo echen, que no silbe más y pero igual que a los jugadores y entrenadores, aquí no queremos que haya un una distinción, incluso los presidentes que se le va la cabeza un día y se baja (a encarar a los árbitros)”, indicó.

En conferencia de prensa en las instalaciones del club en La Noria subrayó que se debería inhabilitarlo y que no esté en un equipo, “hay que sacar a los violentos del futbol y de la sociedad”.

Mencionó que se cuenta con los mecanismos para llevar a cabo esas acciones y evitar que los llamados “violentos” sigan no solo en las tribunas sino en las canchas y echarlos por el bien del futbol.

Esta película ya lleva muchos años, pero cada vez hay menos (violentos) gracias a los mecanismos que tenemos, pero si hay un árbitro que no está a la altura y provoca al jugador, a la calle, no hay más; tenemos los mecanismos suficientes para hacer justicia y nada mas”, comentó.

Dijo que en la FIFA se llevan muchos años tratando de erradicar a los violentos, “no solo me refiero a la afición, sino a entrenadores, jugadores, presidentes y directores deportivos. El futbol no necesita gente violenta”.

Jémez se refirió a las acciones de algunos jugadores que agreden a los silbantes en el terreno de juego y solo reciben algunos partidos de sanción por ese hecho, pero en el caso de Cruz Azul, si un jugador o él mismo agrede a un silbante, se va del club.

No queremos vernos involucrados en ese tipo de incidentes, si un jugador mío le da un cabezazo al árbitro, no tiene que vestir más la camiseta de Cruz Azul, no quiero eso. Si un día le doy un cabezazo al árbitro, Cruz Azul me tiene que echar a la calle porque estoy manchando el escudo y la reputación de un club con muchísimos años, y de una afición; no ganamos nada metiéndonos en peleas”.