Jesús Hernández Téllez
16 de julio de 2015 / 12:16 a.m.

Rafael Ortega, jefe de los servicios médicos de las Chivas, atendió en la Clínica Country 2000 al paraguayo Roque Santacruz y a Gerardo Flores y el diagnóstico para este encuentro fue favorable para los de Cruz Azul y es que había versiones en el sentido de que Flores estaría de menos seis meses fuera de circulación, y pues fue un pronóstico alejado de la realidad, pues el Jerry en cuatro o seis semanas volverá a la actividad profesional con los Celestes.

“Roque presentó un mecanismo de hiperextensión en la Copa América que le generó una ruptura de uno de los músculos de la parte posterior del músculo y ese es el músculo llamado semi tendinoso y en este momento tiene dos semanas de evolución y entonces es altamente probable que en cuatro semanas más esté él regreso a su práctica deportiva profesional, es una lesión que requiere de seis u ocho semanas, ya lleva dos de tratamiento, en el caso de Jerry Flores él tiene lesión de menisco interno de su rodilla derecha y se está haciendo la recomendación de intervenirlo para repararle esa lesión”.

Pese a que el doctor está aconsejando a que intervengan a Flores, Ortega señaló que no tiene fechas disponibles para llevar al quirófano al lateral derecho de La Máquina y por eso lo operarán donde el cuerpo médico de los azules lo determinen.

“Yo ya tengo programada una salida con mi familia, y nos vamos de vacaciones y el doctor Jiménez van a tomar una determinación en el interior del cuerpo técnico del Cruz Azul y una vez que lo intervengan ya se puede definir los tiempos de recuperación. En este caso estamos hablando de una reparación meniscal y el Jerry tendría muchas posibilidades de estar de regreso en unas cuatro o seis semanas”.

Sobre la lesión del paraguayo, el galeno de las Chivas afirmó que pese a que es una lesión fuerte, con una buena rehabilitación con los kinesiólogos cementeros podrá volver sin problemas a su actividad con el equipo capitalino.

“Es algo circunstancial, Roque es un futbolista bastante fuerte y esa fortaleza a veces lo lleva a mecanismo a contracciones muy violentas del músculo y se genera esa lesión, es algo que es cien por ciento recuperable”.