7 de marzo de 2015 / 03:43 a.m.

Monterrey.- El hombre que fue decapitado y cuyo cuerpo fue descubierto en el interior de una camioneta abandonada en el estacionamiento del Parque Fundidora, continúa sin ser identificado a dos semanas de que trascendió su muerte.

Hasta el momento nadie se ha presentado a tratar de reconocer y reclamar el cadáver que permanece registrado como NN (no nombre) en el Servicio Médico Forense del Hospital Universitario, desde el pasado 20 de febrero.

Mientras, que el sujeto que fue abandonado herido junto al decapitado, continúa recuperándose de las múltiples heridas cortantes que le causaron en diferentes partes del cuerpo.

Pese, a que nadie ha reclamado al occiso, la Procuraduría de Justicia identificó y capturó a los presuntos responsables, horas después de que empleados de seguridad del parque reportaron el hecho violento.

Los presuntos homicidas que se encuentran recluidos en el penal del Topo Chico son: Juan Francisco Ibarra Montalvo, Julián Luna Rivera y Martín Alejandro Castillo Garza.

Aunque, al ser ubicados y detenidos confesaron que decapitaron al desconocido por cuestiones relacionadas con la delincuencia organizada y que dejaron su cuerpo en dicho parque para llamar la atención, Ibarra Montalvo y sus cómplices, por el momento, solo son procesados por delitos contra la salud.

Al ser trasladados al centro penitenciario, los presuntos homicidas quedaron a disposición del juzgado colegiado de narcomenudeo, donde les iniciaron un proceso criminal por considerarlos probables responsables de posesión de mariguana con fines de comercio.

Pero, antes de su encarcelamiento, confesaron que fue el 19 de febrero cuando privaron de la libertad al desconocido, a quien interceptaron al salir del bar denominado 'EL Tarro', el cual está ubicado en avenida Bernardo Reyes y Reforma.

Dijeron que de allí lo trasladaron a una casa de la colonia Salvador Chávez, en el municipio de Juárez, donde lo asesinaron y posteriormente abandonaron su cadáver en el sitio donde fue descubierto.

FOTO: Especial

REDACCIÓN