6 de febrero de 2015 / 03:24 a.m.

Monterrey.- Un hombre que en marzo del año pasado fue acusado de agredir sexualmente a un menor de edad, a quien atacó en su domicilio de la colonia Madero, en Monterrey, recuperó su libertad al recibir sentencia absolutoria por parte de los representantes del juzgado de juicios orales.

Tras permanecer, casi 10 meses, recluido en el penal del Topo Chico, Martín Enrique Varela Chávez fue exonerado por los juzgadores, quienes en el juicio final determinaron que la Procuraduría de Justicia no había acreditado su responsabilidad en la carpeta judicial que le integraron como supuesto violador.

En una audiencia que se celebró este lunes y en presencia de su defensor oficial Paladín Siller Garza, Varela Chávez fue notificado de la sentencia en la que los tres jueces que conforman el juzgado, lo absolvieron del delito que le había atribuido la Procuraduría de Justicia.

Aunque, será en otra audiencia en las que se especifiquen los motivos que tuvieron para dictar la sentencia absolutoria, los juzgadores consideraron que no se había acreditado la responsabilidad de Varela Chávez y ordenaron su inmediata libertad.

El caso de dicho vicioso trascendió en abril del 2014, cuando el juez de control que conoció el caso, en primera instancia, se negó a vincularlo y ordenó su libertad.

Al conocer esa primera resolución, la madre del afectado, de entonces 14 años de edad, salió desconsolada de la sala de audiencias y agritos exigía justicia y amenazó con tomarla por su cuenta, si las autoridades no hacían lo conducente.

Días después, Varela Chávez fue detenido con orden de aprehensión por violación, pero finalmente y después de analizar todas las pruebas que se recabaron en la carpeta judicial, los juzgadores del nuevo sistema acusatorio lo absolvieron y volvió a recuperar su libertad.

FOTO: Carlos Rangel /Archivo

REDACCIÓN