4 de febrero de 2015 / 02:16 a.m.

Pesquería.- Unas 40 familias de la colonia Colinas del Aeropuerto, en Pesquería, tuvieron que ser evacuadas al registrarse una fuga de gas y un corto circuito en la vía pública.

El riesgo de una explosión movilizó a las corporaciones de auxilio estatales y municipales, al igual que a las cuadrillas de las dos empresas que prestan dichos servicios.

"Pues estábamos comiendo cuando nos dijeron que desalojáramos, que porque había una fuga de gas y había peligro de que pudiera explotar el gas… no sé. Nos echaron para afuera, pero no nos dieron ninguna explicación mayor. Nada más nos dijeron eso", comentó el señor Francisco Ramírez.

El problema fue reportado minutos después de las 11:00 horas del martes en la calle Tampico, entre avenida Central y Madero, en el asentamiento ubicado hacia el norte de la comunidad de Zacatecas.

Los habitantes del mencionado tramo de la calle Tampico, al igual que de la calle Soto la Marina, tuvieron que ser evacuados ante el peligro que enfrentaban.

"Desde las doce, doce-quince nos salimos. Que hasta que llegara Comisión, para que bajara las cuchillas de la luz. Y pues allí anda Comisión, pero no vimos que bajara nada", reiteró Don Paco.

En el incidente no hubo personas lesionadas, aunque los vecinos evacuados, en su mayoría niños pequeños, tuvieron que soportar las inclemencias de las bajas temperaturas en plena vía pública.

Lo anterior en virtud de que la situación fue controlada en un lapso de casi tres horas, luego de lo cual se procedió a revisar otros puntos de la misma colonia.

"No más nos dijeron que nos saliéramos para afuera, que porque había una fuga. Yo venía de la de la tienda, y ya fue cuando vi a todos los policías aquí avisando en todas las casas", indicó la señora Tomasa Rocha Ruiz.

Fue hasta pasadas las 14:00 horas cuando el personal de Protección Civil, en coordinación con Fuerza Civil del Estado, le indicó a la gente que podía regresar a sus hogares.

Trascendió que fue un trabajador que tomaba la lectura de los medidores de la Comisión Federal de Electricidad, quien se percató la situación.

Observó que de uno de los registros subterráneos salían chispas y era perceptible el olor a gas, por lo que de inmediato se comunicó con sus superiores y ellos les dieron parte a las corporaciones de auxilio.

FOTO Y TEXTO: AGUSTÍN MARTÍNEZ