28 de enero de 2015 / 01:06 p.m.

Foto: Reynaldo Chávez Alanís, de 21 años, y Jesús Patiño Trejo, de 18

Linares.- En un ambiente de tristeza y pena por la pérdida de vidas humanas que en su momento quedaron truncadas, fue como desde la madrugada  de este miércoles empezaron los funerales de los dos estudiantes universitarios que murieron trágicamente al impactar su vehículo contra un poste de madera sobre la carretera de Linares con rumbo a la Presa de Cerro Prieto.

Después el fatídico percance que tuvo lugar la mañana del martes,  el primer cuerpo en llegar a las capillas de velación "El Ángel", fue el del estudiante que en vida respondía al nombre de Reynaldo Chávez Alanís, de 21 años, y quien tenía su domicilio en la colonia Villegas.

Horas más tarde, cerca de las 2:00 de este miércoles, arribó al recinto el cuerpo de su compañero, vecino y amigo Jesús Patiño Maldonado, de 18 años, quien falleció al llegar al Hospital General tras el accidente.

Desde las primeras horas de este miércoles, las capillas de Linares se empezaron a abarrotar de familiares, amigos y compañeros de la Facultad de Ciencias de la Tierra de la Universidad Autónoma de Nuevo León, lugar donde los jóvenes estudiaban los primeros semestres.

Los funerales se llevaban a cabo en medio de un ambiente de luto y el dolor de quien ve injusta la muerte de los jóvenes que murieron cuando se desplazaban a gran velocidad en un auto clásico, que quedó partido en dos al chocar contra la base de un poste de madera, luego que según se informó, no querían llegar tarde a sus clases en esta Facultad universitaria.

La tarde de este miércoles se realizó una ceremonia, en la que los directivos y amigos estudiantes de la Facultad, ubicada en el ejido Ex hacienda de Guadalupe, les ofrecieron una misa, posteriormente una carroza los trasladó hasta su última morada en un panteón de esta localidad.

FOTO: Especial

UBALDO REYNA