FOTO Y TEXTO: DENISSE MESTA 
9 de marzo de 2015 / 01:51 a.m.

Santiago/ Nuevo León.- Más de 120 jóvenes entre ellos 20 menores de edad, fueron detenidos por posesión de drogas en una 'fiesta rave' en el municipio de Santiago.

Estas fiestas también conocidas como 'acid house' se caracterizan por sus largas duraciones, la música electrónica, house, techno, trance y jungle acompañada de luces, alcohol y en la mayoría de las ocasiones  el uso de drogas.

La detención ocurrió a las 9 de la mañana de este domingo en la 'Quinta Minir' ubicada en camino a Los Cavazos-La Cortina a un costado del arroyo La Chueca.

Fuentes allegadas al caso informaron que se recibió una llamada anónima alertando sobre el sonido a volumen alto del lugar, por lo que los uniformados se movilizaron hasta el lugar.

Elementos de la Policía municipal y de Fuerza Civil acudieron a la quinta donde se percataron del fuerte olor a mariguana que provenía del interior del inmueble por lo que realizaron una revisión a los asistentes a quienes les encontraron hierba verde, cocaína y pastillas psicotrópicas.

Los detenidos fueron trasladados en más de 15 patrullas a las instalaciones de la Dirección de Seguridad del municipio de Santiago. Ahí se dividió y separó a los jóvenes mayores y menores de edad.

Se informó que uno de los organizadores, un Dj de Michiga y otro músico invitado fueron detenidos. A las 9 de la noche de este domingo los menores detenidos fueron trasladados al Tutelar de menores.

La fiesta que llevaba por nombre 'Fractal Dreams, Mad Mal' había empezado desde la tarde del sábado. 

Cabe señalar que el evento fue promocionado a través de las redes sociales y páginas de internet en las que se informa que el boleto tendría un costo de 100 pesos y no hace referencia a que sólo es un evento para mayores de edad.

PADRES PIDEN QUE INVESTIGUEN A ORGANIZADORES

Los padres de los jóvenes que fueron detenidos la mañana del domingo en una fiesta 'rave' acudieron a las instalaciones de la policía municipal en busca de sus hijos.

Familiares arribaron a las instalaciones de la Dirección de Seguridad de Santiago alrededor de las 10 de la mañana donde aseguraron que no se les proporcionaron información de sus hijos, inclusive algunos de los detenidos no han podido hablar con sus padres.

Autoridades solo dijeron que los jóvenes serán remitidos a las autoridades competentes por posesión de drogas.

Los padres aseguraron que ellos no sabían a qué clase de fiesta acudirían los jóvenes y pidieron que investiguen a los organizadores del evento difundido en Facebook.