23 de enero de 2015 / 01:16 a.m.

Monterrey.- La Procuraduría de Justicia detuvo a dos hombres y una mujer como presuntos responsables del asesinato de un comerciante al que encontraron calcinado el pasado 6 de enero en la colonia El Maestro y fueron trasladados al penal del Topo Chico, donde, por el momento, son procesados por delitos contra la salud.

Los presuntos homicidas fueron identificados como José Felipe Guzmán Martínez, de 41 años de edad, Osiel Odilón Reina Cortés, de 28, y Blanca Patricia González Ortiz, de 35.

Ellos fueron señalados como probables responsables del deceso violento de Horacio Obed Arizpe Rodríguez, de 52 años de edad, quien tenía su domicilio en la colonia Loma Linda, en Monterrey.

La autopsia que le practicaron reveló que Arizpe Rodríguez murió de una cuchillada en el cuello y luego lo calcinaron.

La muerte violenta del comerciante trascendió el pasado 6 de enero, cuando vecinos de la mencionada colonia descubrieron su cuerpo completamente calcinado en un baldío ubicado en el cruce de las calles Plinio D. Ordoñez y Profesor Celso Zamora, en la mencionada colonia.

Una semana después de los hechos, los familiares de la víctima reconocieron y reclamaron su cuerpo en el Servicio Médico Forense del Hospital Universitario.

Ahora, los elementos de la Agencia Estatal capturaron a Guzmán Martínez y sus cómplices como responsables del hecho.

Aunque, existen evidencias que los relacionan con el homicidio, por el momento los presuntos responsables solo son procesados por delitos contra la salud.

José Felipe Guzmán Martínez y sus coacusados fueron trasladados al penal del Topo Chico, donde quedaron a disposición del juzgado colegiado de narcomenudeo.

En ese recinto judicial, Guzmán Martínez enfrenta un proceso criminal por delitos contra la salud en su modalidad de posesión de cocaína con fines de venta, porque le aseguraron 14 dosis y efectivo.

Mientras que sus coacusados son procesados en un expediente distinto por delitos contra la salud en su modalidad de posesión de mariguana con fines de venta.

 

FOTO: Archivo

REDACCIÓN