FRANCISCO VELA
24 de agosto de 2015 / 09:13 a.m.

A los jugadores del Necaxa, Luis Gorocito y Alejandro Molina, les fue dictado actor de formal prisión. Ambos fueron acusados por agresiones dolosas con agravante de alevosía.

Luego de que ambos fueran detenidos la madrugada del domingo pasado tras participar en una pelea que derivó en las hospitalización de Luis Rodolfo Mariscal López, la licenciada Margarita Zapata Vallejo, jueza del juzgado penal, estableció su estatus jurídico luego de haber realizado las diligencias pertinentes.

Uno de los dos abogados de los jugadores atendió a los medios de comunicación este domingo, a las afueras del Centro de Reeducación para Varones, Diego Hernández Álvarez se inconformó de manera pública por el dictamen de la autoridad y aseguró que ellos, junto a sus representados, analizan la posibilidad para apelar la resolución o ampararse.

“Inconformados con la resolución de la juez, ya que no valoró las pruebas que nosotros ofrecimos que creemos que de manera contundente demuestran la inocencia de nuestros representados.

“Nosotros creemos que sí, definitivamente sí, no fueron valorados adecuadamente – las pruebas presentadas - a nuestro entender pero eso ya lo decidirá otra instancia mayor.“

A partir de ahora tendrán diez días – para apelar - o presentaremos amparo”, comentó Diego Hernández abogado de Gorocito y Molina.

El abogado también confirmó que en todo el procedimiento, desde la aprehensión hasta el día de hoy, se han cometido irregularidades sin embargo esperan el momento para que sean valorados esos hechos como prueba.

“Hay muchas violaciones en cuanto al procedimiento que, como les comento, ya será valorado en el momento oportuno”, finalizó.