cortesía: la afición
5 de diciembre de 2017 / 04:38 p.m.

Esta semana se vivirá por primera vez en la historia una final entre Rayados y Tigres, la gran rivalidad de estos dos equipos regios es tan intensa que cuando 'La Pandilla' inauguró su nueva casa, los universitarios intentaron crear un nuevo recinto, pero diferentes circunstancias lo han impedido.

Por eso previo a la gran final, te dejamos la diferencia abismal de los estadios que serán sede.

El estadio que hoy en día es casa de los Tigres fue inaugurado el 30 de mayo de 1967 en un partido entre Rayados de Monterrey y Atlético de Madrid, por su parte el de 'La Pandilla' fue abierto el 2 de agosto del 2015 en un encuentro contra el Benfica de Portugal.

La capacidad del Universitario actualmente es de 42,000 aficionados, capacidad que es claramente opacada por la de sus rivales que cuenta con 53,500 butacas.

La pantalla del 'Volcán' mide 12.48 metros de ancho por 8.60 de alto, por su parte 'El Gigante de Acero' cuenta con un par con una longitud de 8 metros de alto por 19 de largo, además de contar con 900 pantallas para seguir las acciones del partido en cualquier lugar del inmueble.

La casa de los 'Incomparables' cuenta con 220 palcos, 840 asientos VIP, 10 suites de lujo, tres vestidores y estacionamiento para 3,600 vehículos. El estadio de Monterrey tiene 5,000 lugares VIP, además de 324 suites, dos restaurantes, una zona comercial, estacionamiento de 3,500 autos y una cancha de entrenamiento.

Después de la inauguración del estadio de Rayados, la directiva de los Tigres planificó hacer un nuevo recinto que sería inaugurado en 2018; sin embargo, la solicitud fue denegada. Tras la negativa, ahora buscan una remodelación del mismo, pero no se ha oficializado ningún tipo de cambio al Universitario.

Pese a la diferencia entre ambos recintos, son reconocidos por la gran asistencia y pasión que se tiene tanto en el Universitario como en el de los Rayados, además de tener las plantillas más poderosas en México.

AM