CORTESÍA RUBÉN GUERRERO | LA AFICIÓN
12 de abril de 2016 / 11:38 a.m.

La imagen de perfil en su whatsapp refleja una frase con la que él coincide: "Para ser grande, primero tienes que aprender a ser pequeño; la humildad es la base de toda verdadera grandeza". Así piensa José Guadalupe Cruz, técnico de Dorados, que por ahora, mantiene a los culichis con esperanza, pese a ser mínima, de quedarse en Primera División, luego de un contundente 3-0 sobre Cruz Azul.

El cuadro de Sinaloa sorprendió este fin de semana con un resultado que pocos esperaban, que incluso dentro del plantel cayó de golpe, pero positivo: "Nos preparamos durante toda la semana para vencer a Cruz Azul, sin duda, pero era un equipo que venía haciendo las cosas bien; nosotros dimos lo mejor, y se logró un resultado valiosísimo", detalló vía telefónica.

Y es que Dorados, independientemente de lo que hagan sus rivales por la permanencia en el máximo circuito (Morelia y Chivas), urge de ganar sus cuatro restantes duelos del Clausura 2016, para quedarse; algo distinto a la victoria en cualquiera de los siguientes 360 minutos, condenaría a sus dirigidos. El Profe Cruz lo sabe, pero advierte: "Vamos a morirnos por buscar el objetivo". Y hasta ganando, en caso de que los purépechas y rojiblancos sigan en ascenso, la sentencia se convertiría en realidad: "Lo sabemos, pero no bajamos los brazos", acota.

¿Qué conclusiones le dejó el resultado ante La Máquina?

Mucha felicidad, alegría inmensa. Ahora tenemos una semana más de trabajo, días para estar tranquilos, porque seguimos siendo un equipo de Primera División y porque, además, desplegamos un buen futbol. Mis jugadores y yo quedamos tranquilos y mira que no fue un juego sencillo. Todo lo contrario.

¿Qué le dice a sus dirigidos para cambiar el chip y ahora pensar en Tigres?

Ellos saben que ahora nos toca enfrentar al campeón y en su casa, que será un rival difícil. Yo no quiero salir y decirles que tenemos cuatro finales todavía, no, tenemos una sola y es contra Tigres. Se festejó la victoria ante Cruz Azul, por lo valioso del resultado, pero somos conscientes de que hay tramos por recorrer.

¿Cómo ve la competencia directa con Chivas y Morelia?

De manera indirecta nos fijamos en lo que están haciendo. Conozco la calidad de los planteles de ambas instituciones y que, por desgracia para nosotros, han sumado, pero también sé que si nosotros ganamos nuestros cuatro partidos, permaneceremos en Primera, a la espera de resultados, pero así pensamos y estaremos intentando ir partido a partido. No hay sentencia todavía.

¿Podría darse algo similar como lo que usted consiguió con Puebla hace un año?

Son situaciones diferentes, aunque sí hay similitud. A mí me tocó tomar a Puebla desde antes del inicio del torneo y tuve tiempo para trabajar y corregir aspectos que yo consideraba. Incluso fuimos campeones de Copa MX, y nos salvamos en la última jornada de perder la categoría. Me gustaría eso mismo con Dorados, pero mi estancia aquí ha sido menor. Nos ha costado más.

¿Cuáles son las principales fortalezas de su plantel, más allá de los futbolístico?

Emocionalmente, mi plantel ha permanecido muy fuerte, pese a la adversidad, el entorno. Aquí yo veo compromiso, calidad humana y sobre la cancha. Se refleja en los entrenamientos, en el día a día. En el vestidor siempre hablamos de que somos un club de Primera División. Como grupo, se resalta el salir al campo y ser profesionales.