JESÚS HERNÁNDEZ
27 de febrero de 2014 / 03:18 a.m.

Cualquiera gana en el Omnilife. Cualquier equipo le pega a las Chivas. En la Copa MX el Rebaño no pudo vencer a ningún rival del ascenso, empató con leones Negros y perdieron contra Tecos y Dorados. El primer fracaso del semestre.

Chivas 1, Dorados 2.

El primer tiempo fue un insulto al deporte en conjunto. Fueron 45 minutos de ganas e intenciones alejadas de futbol. Chivas no armaba una jugada colectiva o no intentaba un tiro al arco enemigo cuando el rival ya estaba en ventaja.

Dorados, con todo y sus suplente, metió una pelota al área y con la ayuda del Patrón Kristan Álvarez se fue en ventaja. Centro por el costado izquierdo y el defensa de Zapotlanejo intentó cortar el balón pero la bola sólo techó al arquero rojiblanco y de cabeza Alejandro Guido adelantó a la visita.

A los 17 minutos los Dorados ya lo ganaban sin mucho trabajo y el Rebaño no lograba despertar.

Chivas intentó mediante la pelota detenida, pero no hacían daño en la cabaña de Jesús García, portero de los foráneos que poca actividad tenían durante el primer lapso. La más clara de los locales fue un pase por la espalda del lateral izquierdo que ganó Carlos Cisneros quien entró al área y cuando disparó su marcador le cerró y evitó el gol de Chivas.

El primer lapso se fue con una derrota parcial ante Dorados.

Para el complemento el Guero Real sacó de la cancha a Michael Pérez quién jugó menos de 25 minutos y le dio acción al Avión Ramírez, quien tuvo profundidad por la banda derecha.

El empate llegó gracias a un penalti. Ángel el Chelo Zaldívar fue derribado por un defensa visitante y Óscar Macías decretó el tiro de castigo que el Bibis Coronado hizo bueno desde los once pasos.

Con el empate el cuadro del Guero Real se fue al frente y tuvieron varias oportunidades para hacer el gol. Una muy clara del Chicles Gómez y otra más del Chelo Zaldívar quién se quitó el portero y no pudo definir y se quedó con las ganas.

El chiverío volcado al frente llegó una contra que armó Bruno Piceno quien de tres dedos habilitó a Emanuel Cerda quién aprovechó la mala marca de Álvarez y sobre la salida de Hernández marcó el 2-1.