Cortesía Minelli Atayde /Enviada | La Afición
17 de junio de 2015 / 11:31 a.m.

Ha sido uno de los recurrentes Miguel Herrera, él entra a la cancha a buscar la gloria en los minutos que le den. Javier Aquino tiene claro que rol, y también la responsabilidad que implica que confíen en ti para enderezar lo que puede no funcionar en ciertos momentos.

En lo personal, disfruta la Copa América con la selección, "trato de aportar lo mío y apoyar a mis compañeros".

Ahora, viene uno de los pasos más complicados para el equipo nacional, se jugarán su pase a la siguiente fase contra Ecuador. Por ahora, suman dos empates, ante Bolivia y ante Chile.

"Vamos a matar o morir, hay que buscar los tres puntos, es una selección que viene con el orgullo muy dolido por los resultados que ha tenido, pero esperamos que nosotros podamos ganar".

México se ganó la etiqueta de "rival incómodo" en la Copa América por lo que hizo durante varias ediciones. En la pasada y la actual, había muchas dudas respecto a lo que pudiera hacer, ya que no contaba con los elementos que son habituales con la playera verde.

Incluso, muchos daban por perdido el choque contra Chile antes de jugarse, situación que no le agradaba a los futbolistas, pero que respetaban, y en el fondo, también les pegaron en el orgullo.

Por eso, salieron a romperse el alma contra los chilenos, a dar batalle, sin importar las diferencias en la etiqueta que les han puesto.

"En este tipo de torneos se debe jugar así, debemos demostrar que nosotros hemos crecido mucho, que tenemos capacidad para competir contra grandes jugadores como los tiene la selección de Chile y que podemos ganar también".

Luego, detalló que, "el tema de lo que piensa la afición, pues ellos tienen su manera de ver las cosas, nosotros sabemos bien a lo que jugamos, a lo que trabajamos, y tenemos claro lo que vamos a buscar dentro del campo".

Pero Javier no cierra los ojos ante lo evidente, el Tricolor aún tiene que mejorar algunos detalles para ser el conjunto fuerte que llegue a la Final del torneo sudamericano como lo han soñado.

"Creo que hay que acertar en la parte de arriba y no tener los descuidos que tuvimos ante Chile, porque íbamos arriba en el marcador", advierte de entrada.

Enseguida, explica que cuando lograron meterle gol al rival, cuando no le cedían espacios porque precisamente México apretaba desde el ataque, comenzaron a descuidar algunas zonas y el rival aprovechó para emparejar el duelo, mismo que al final terminó con una igualada a tres tantos.

"Debemos fijarnos en el manejo de partido, porque es muy difícil que el equipo se vaya arriba contra selecciones del nivel de Chile ; entonces, debemos administrar mejor los siguiente minutos, estar atentos para que no nos empaten y hay que estar concentrados en la parte de atrás".

Además, sabe que el buen accionar del Tricolor frente al anfitrión es una muestra de la capacidad que tiene el conjunto, pero tampoco pueden excederse en confianza, pues no se ha ganado nada y falta la parte mas compleja de la competencia

"Fue un empate que nos hubiera gustado que fuera otro marcador, desafortunadamente no pudimos sacarlo, sabíamos que era muy complicado ante una selección chilena que estaba ante su gente y en su estadio, pero hicimos un buen partido, le plantamos cara y pudimos ganarlo".

La familia de Aquino viajó a Santiago para apoyar al futbolista, y él quiere brindarles un buen torneo, además, se juega mucho porque tiene que demostrar para definir su futuro al concluir la Copa América.