17 de febrero de 2015 / 03:51 a.m.

Monterrey.- El ex policía de Juárez que confesó haber participado, en el 2011, en la desaparición del director de policía de Apodaca y 10 de sus escoltas, recibió auto de formal prisión, pero solo por delitos contra la salud.

Ricardo García Urbano, quien desde el jueves de la semana pasada se encuentra recluido en el penal del Topo Chico, fue notificado este domingo de la situación jurídica, en la que lo considerarlos presunto responsable de delitos contra la salud en su modalidad de comercialización de cocaína.

Fueron los titulares del juzgado colegiado de narcomenudeo los que resolvieron la situación legal del García Urbano, quien continúa bajo investigación por parte de la Procuraduría de Justicia por la desaparición de los servidores públicos municipales de Apodaca.

FOTO: Archivo

REDACCIÓN