5 de mayo de 2012 / 10:02 p.m.

Monterrey • Hace tres semanas la familia Macías perdió a uno de sus miembros a manos de elementos de Fuerza Civil quienes lo identificaron como un presunto ladrón de vehículos y le dispararon. Tras darse a conocer que dos elementos que participaron en el acto están detenidos, la familia exige justicia e indemnización.

El pasado 21 de abril, el señor Leopoldo Macías Domínguez recibió la noticia de que su hijo, Armando Macías Ávila había sido asesinado por elementos de la nueva policía de Nuevo León.

El informe indicaba que el joven de 22 años, se había escondido en un domicilio de la calle Andrés de Sobrevilla, en Fomerrey 6 y que había disparado en contra de los uniformados para escapar, su familia indica que se dirigía a preguntar la hora de un partido de futbol.

Tras las averiguaciones se determinó que el ahora occiso no portaba armas, los elementos aceptaron su participación en los hechos y versiones de testigos indican que el corrió y se refugió en esa casa al observar la persecución.

Armando dejó en la orfandad a una pequeña de un mes de nacida, ahora su viuda, Adriana Martínez Rodríguez pidió apoyo, pues ante la ausencia de su esposo, la situación económica es complicada.

Los elementos detenidos son Oscar Cadena Castillo y Mario Enrique Infante Tirado y confesaron accionar sus armas largas en contra del joven al cual no le han podido comprobar algún ilícito.

SANDRA GONZÁLEZ