19 de febrero de 2015 / 12:50 a.m.

Monterrey.- Hasta el momento ningún familiar de las víctimas mortales del choque del autobús de Transportes Frontera con el tren, se ha presentado ante el Ministerio Público para reclamar el pago de la indemnización que les corresponde por el deceso de sus parientes.

Son 6 millones 977 mil 250 pesos los que debe cubrir la empresa transportista o el chofer que conducía la unidad en la que viajaban las víctimas y que fue identificado como Ángel García Ávila, quien se encuentra prófugo de la justicia desde el viernes de la semana pasada, cuando provocó la tragedia, en el municipio de Anáhuac.

Trascendió que antes de iniciar con los acuerdos para la reparación de daño, por cada uno de los muertos, el fiscal que integra la carpeta judicial del caso realiza los trámites de la entrega y traslados de los cuerpos.

Así como las diligencias de las personas que resultaron lesionadas en el trágico accidente que ocurrió en el kilómetro 190 de la carretera a Colombia y la vía del tren Nuevo Laredo-Monterrey, algunas de las cuales desahoga en colaboración con las autoridades de Nuevo Laredo, Tamaulipas, donde se encuentran hospitalizados los personas más graves.

Mientras, los elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones continúan con la búsqueda de García Ávila, quien es originario del estado de Durango.

Aunque, al inicio de las investigaciones se mencionó que el chofer del transporte público había resultado herido y luego que fue detenido.

Finalmente, se confirmó por parte de las autoridades que Ángel García Ávila resultó ileso en el percance y que huyó al ver la magnitud del accidente que había provocado, cuando se dirigía a Nueva Rosita, Coahuila, donde terminaría su recorrido.

FOTO: Especial

REDACCIÓN