28 de febrero de 2015 / 04:02 a.m.

Monterrey.- Los tres presuntos delincuentes acusados de decapitar a un hombre y lesionar a otro, a quienes dejaron en una camioneta que abandonaron en el estacionamiento del Parque Fundidora, recibieron auto de formal prisión por delitos contra la salud.

Por el momento, Juan Francisco Ibarra Montalvo, Julián Luna Rivera y Martín Alejandro Castillo Garza deberán permanecer recluidos en el penal del Topo Chico como presuntos responsables de posesión y comercialización de mariguana.

Mientras, la Procuraduría de Justicia les sigue integrando la averiguación previa criminal por la ejecución del hombre que continúa sin ser identificado en el Servicio Médico Forense del Hospital Universitario.

Así como por el homicidio en grado de tentativa que cometieron en contra de otro individuo que permanece grave en el mismo hospital.

Aunque, aparentemente no conocen a la víctima mortal, Ibarra Montalvo y sus cómplices confesaron que lo asesinaron por cuestiones relacionadas con la delincuencia organizada.

Confesaron que fue el jueves 19 de febrero, cuando privaron de la libertad al hasta ahora desconocido, a quien interceptaron al salir del bar El Tarro, el cual está ubicado en avenida Bernardo Reyes y Reforma, en el centro de Monterrey.

De ahí, lo llevaron a una casa que Martin Alejandro Castillo tiene en la colonia Salvador Chávez, en el municipio de Guadalupe, donde finalmente lo asesinaron, mientras que al otro sujeto solo le causaron múltiples heridas cortantes en diferentes partes del cuerpo.

Todos esos datos quedaron asentados en las diligencias que realiza el agente del Ministerio Público que integra la averiguación previa del hecho que trascendió el pasado 20 de febrero, cuando empleados de la Arena Monterrey, descubrieron la camioneta con el cuerpo del desconocido y con el lesionado.