rafael rivera
11 de junio de 2015 / 05:02 p.m.


Después de su participación en el Draft 2015, en el cual sorprendieron al lograr el fichaje de Jürgen Damm, Tigres volvió a conmocionar al balompié mexicano. Tras varias semanas de negociación, los felinos concretaron el fichaje del delantero francés André-Pierre Gignac, quien puso fin a un paso de cinco temporadas por el Olympique de Marsella.

Pese a que los futbolistas galos no han sido algo común, el campeonato mexicano se ha visto beneficiado por la presencia de varios elementos que han militado en la liga francesa.

De la Ligue 1 a la Liga MX:

Carlos Bueno

Conocido como el ‘Loco’, el artillero uruguayo se ha destacado por su constante cambio de clubes, lo cual lo ha llevado a militar en 7 países en dieciséis años de carrera. Tras pasar seis años en el Peñarol, Bueno vivió su primera experiencia en el extranjero en Francia, defendiendo al PSG.

La temporada 2005-2006 representó la única del charrúa en el cuadro de la ‘Ciudad Luz’, participando en 16 partidos y marcando dos goles, siendo relegado a la suplencia por el portugués Pauleta. Después de su paso por Francia, Bueno militó en Portugal, Argentina, Uruguay, España y Chile ante de llegar a México, en el torneo Clausura 2011.

En dos etapas defendiendo al Querétaro, teniendo un fugaz paso por el San Lorenzo de Argentina, Bueno se consolidó como goleador en la Liga MX. En tres torneos con los emplumados, el uruguayo marcó 23 tantos en la primera división, siendo su goleador histórico hasta el momento.
Actualmente es parte del San Martin de Argentina, en el cual sufrió recientemente una fuerte lesión en la pierna derecha, la cual ha amenazado en poner fin a su carrera.

Ivo Basay

Delantero de origen chileno (con ascendencia croata), llegó a México en 1990, para comenzar una de las etapas más recordadas de la primera división. Después de 3 años con el Stade Reims de Francia, el ‘Hueso’ llegó al balompié mexicano para defender al Necaxa.

En su primera etapa con los ‘Rayos’ (1990-1993) Basay no pudo levantar titulo alguno, aunque fue una pieza fundamental para el gran regreso de los rojiblancos, convirtiéndose en animadores de la liga, al igual que se ganó su pase al Boca Juniors. Tras su etapa en Argentina, el chileno volvió a México en la temporada 1994-1995, para conquistar el primer titulo del equipo en la primera división, comenzando la era de mayor éxito del Necaxa, conquistando tres títulos de liga en la década de los 90.
Con un total de 109 goles, el ariete chileno es el segundo mayor goleador en la historia de los ‘Rayos’, sólo superado por los 158 tantos de Ricardo Peláez.

Martín Vázquez

Surgido de las fuerzas básicas del Real Madrid, el mediocampista español marcó una de las etapas más recordadas en la historia del cuadro merengue, al formar parte de la famosa ‘Quinta del Buitre’. Tras siete años en el conjunto blanco, Vázquez dejó al equipo en 1990, para comenzar su peregrinaje en el extranjero.

Uno de sus destinos fue el campeonato francés, al cual llegó en 1992 para defender al Olympique de Marsella, aunque su paso por la Ligue One destacó por ser fugaz. En 1998 llegó al futbol mexicano, tras haber militado por segunda vez en el Real Madrid, al igual que en el Deportivo La Coruña.

Defendió al Celaya en el torneo Verano 1998, uniéndose a sus ex compañeros merengues Hugo Sánchez, Emilio Butragueño y Michel. En su único torneo con los ‘cajeteros’, el ibérico disputó 10 partidos, sumando 670 minutos de acción, sin sumar goles o asistencias.

Francois Omam Biyik

Delantero de origen camerunés, el cual causó un fuerte impacto en el campeonato mexicano, destacando por su paso en el América. El artillero africano comenzó a brillar en el balompié francés, en el cual defendió a cinco equipo de 1989 a 1994, incluyendo a escuadras importantes como el Olympique de Marsella.

En la temporada 1994-1995 fichó por el América, brillando en su primera campaña como ‘Águila’, marcando 33 goles en el histórico plantel liderado por el holandés Leo Beenhakker. Sus siguientes dos torneos como azulcrema se distinguieron por la reducción de su cuota goleadota, lo cual lo llevó a defender al Atlético Yucatán del circuito de ascenso, después de sumar 57goles para el América en la liga.

Tras su paso por el conjunto yucateco, Biyik fichó por la Sampdoria de Italia, antes de volver a México en el torneo Verano 1999. En su última experiencia en México, el atacante africano marcó 5 goles en 17 partidos para el Puebla.
Posteriormente fichó por Chateauroux de Francia, con el cual colgó los botines al final de la temporada 1999-2000.

Tressor Moreno

Mediocampista de origen colombiano, ganó fama internacional en el 2000, al ser reconocido como el Mejor Jugador y Campeón de Goleo en el Torneo Esperanzas de Toulon, lo cual le abrió las puertas al futbol europeo. Tras haber defendido al Alianza Lima de Perú (club con el que debutó) y al Atlético Nacional de Colombia, Moreno fue traspasado al Metz de Francia en el 2001.

Pese al brillo que demostró al principio de su carrera, el cafetalero no pudo ganarse un lugar en el cuadro galo, por lo cual fue constantemente cedido en calidad de préstamo. Los ‘Granates’ lo prestaron a los clubes colombianos América de Cali, Independiente de Medellín y Deportivo Cali, al igual que una segunda etapa en Francia, antes de llegar a México.

En el 2005 el Necaxa compra su pase, para comenzar un periodo de cinco años en el campeonato mexicano, militando en Veracruz y San Luis. Tras su salida de los ‘Tuneros’, Moreno pasó por Brasil, Chile, Estados Unidos y Colombia, antes de retornar a México.

En el Clausura 2015 llega al Ascenso MX, para portar la playera del Celaya.

Ronaldinho

Señalado como uno de los mejores jugadores de los últimos tiempos, el atacante amazónico vivió su mejor etapa en el Barcelona, aunque sus primeros destellos en Europa fueron en el campeonato francés. Tras una polémica negociación con el Gremio de Porto Alegre, ‘Dinho’ llegó al PSG en la temporada 2001-2002.

En dos campañas con el cuadro parisino, el amazónico disputó 55 partidos de liga, en los cuales registró 17 goles y 14 asistencias aunque su única conquista fue la Copa Intertoto 2001. Su etapa en Francia sumada a la conquista de la Copa del Mundo en el 2002 con Brasil, lo llevaron a España, en donde su carrera alcanzó dimensiones globales.

Tras jugar en Italia y Brasil, el ganador del Balón de Oro 2005 fichó por el Querétaro en el Apertura 2014, convirtiéndose en uno de las contrataciones más llamativas en la historia del balompié mexicano. En dos torneos con los ‘Gallos Blancos’, Ronaldinho ha destacado más por sus efectos mercadotécnicos y escándalos, aunque formó parte del histórico subcampeonato del Clausura 2015.