FOTO Y TEXTO: AGUSTÍN MARTÍNEZ
10 de febrero de 2015 / 01:54 a.m.

Monterrey.- Los habitantes de la colonia Rafael Buelna, de Monterrey, se quejaron de la falta de vigilancia policiaca, tras los hechos en los que fue asesinado un joven durante un baile colombiano, el pasado fin de semana.

Las personas señalaron que rara vez se ve una patrulla por la zona, mientras los pandilleros y malvivientes hacen de las suyas con completa libertad.

"Si hace tiempo se veía pasar alguna patrulla, ahora ya tiene mucho tiempo que no se ven. Comentan las vecinas que ya para las 7:00 de la noche está muy feo aquí… muy oscuro", expresó la señora Oralia Gutiérrez.

Ella manifestó que la drogadicción y los pleitos entre pandillas, además de los robos con violencia, es el pan de cada día en ese asentamiento, que se localiza entre las colonias Tierra y Libertad y Topo Chico.

"Eso sí, porque andan unas personas, muchachas drogadictas, y a veces aquí nada mas estiran las cosas. Nada más a las personas les jalan las cosas (para robarles)", relató.

Alicia Juanes, por su parte, comentó que durante los bailes callejeros con música colombiana se reúnen jóvenes de diferentes sectores de la ciudad.

Se trata principalmente de miembros de pandillas que no se conocen entre sí, pero que son atraídos por invitaciones abiertas a través de la red social de Facebook.

"De hecho sí, pues aquí se maneja todo lo que es la colonia, principalmente, y el invitado, o mejor dicho el que cumple años, es el que pone el grupo (musical). La demás gente trae la bebida, y eso es lo que se maneja aquí", aseveró.

Ella recordó la mañana del domingo cuando, al término de un baile, un joven de 18 años fue asesinado a golpes y puñaladas.

"La verdad, sí estaba muy alterada la gente. Hubo gente corriendo, llorando, gritando y todo aquí. Y lo que imaginamos como vecinos es que hubo lo peor: Que hubo balacera otra vez. Por ejemplo: Los que mataron (hace tiempo)", puntualizó.

El joven Brandon Alexander García Galván quedó malherido en plena vía pública, sobre la calle San Miguel esquina con Salinas, en la colonia Rafael Buelna, en la zona norte de Monterrey.

El muchacho, quien no habitaba en aquel barrio, fue llevado por sus amigos en un automóvil hacia el puesto de auxilio de la Cruz Verde, pero llegó sin signos de vida.

Hasta el momento las autoridades policiacas continúan investigando e interrogando a testigos, para dar con la ubicación de los responsables de este crimen.