JESÚS QUEZADA
14 de octubre de 2015 / 07:50 a.m.

Ricardo Ferretti es hombre de una sola palabra por eso y pese a que la gente desde la tribuna le pidió no dejar el banquillo de la Selección Nacional, reiteró su determinación de hacerse a un lado tras cumplir con el objetivo de clasificar a México a la Copa Confederaciones.

Eso sí, ‘Tuca’ se va a agradecido con los jugadores, directivos y sobre todo la afición, para quienes sólo tiene un "gracias".

"Todo este proceso fue muy satisfactorio para mí. Estoy agradecido con los muchachos, me cobijaron, bromeamos, nos enojamos, como un buen matrimonio, como es una etapa corta y las cosas se dieron podemos hablar hoy así, pero si esto hubiera seguido y llegara una derrota vendrían las críticas. A mi sólo me tocaron cosas buenas, no tengo más que decir que gracias y ojalá le vaya mejor todavía de lo que vivimos en esta etapa".

Ferretti advierte que de un grupo con buen ambiente que deberá aprovechar el colombiano Juan Carlos Osorio como nuevo estratega del Tricolor.

"De la gente es una cosa agradable. Uno se siente bien, pero la decisión está tomada desde dos meses atrás, desde que me dieron la oportunidad de estar con la Selección, la decisión es la que hoy todos saben, terminó mi participación. El ambiente en la selección es agradable y Osorio aprovechará bien este momento para iniciar su trabajo y en el inicio de la eliminatoria para el Mundial".

El estratega se rehusó a dar consejos a su sucesor en el cargo, además pidió cerrar filas en favor del combinado verde.

"No tengo por qué hacerlo. Osorio es una persona capacitada, ya platicamos, es una persona estudiosa de futbol, bien preparada y todos queremos que le vaya bien, porque si le va bien a él nos va bien a todos", expresó.

Y añadió: "lo que menos conviene son situaciones de pensar que estamos en lados opuestos, estamos del mismo lado, con el mismo interés y todos queremos el bien de la Selección Mexicana. Algo de lo que busqué es mejorar en todos los sentidos, no sólo en el futbolístico, orden disciplina, la relación prensa y jugadores, directivos. Tenemos que mejorar, poner algo más de nuestra parte".

Por último, Ferretti pidió hacer análisis moderados, no exagerar en las críticas y los halagos tanto para la Selección Nacional como en general para el futbol mexicano. También pidió memoria para no olvidar la forma tan apretada en que México ha clasificado a los mundiales en los últimos años.

“Ahora regreso y seré barrendero, no me cambia nada, soy muy conciente desde que se inició este proceso. Todos saben que así se iba a dar y no me cambia nada, no voy a ser ni más ni menos, ni tengo el ego para sentirme ahora el gran entrenador de México”.