24 de febrero de 2015 / 04:43 a.m.

Monterrey.- Hasta el momento las autoridades desconocen la ubicación del trailero que la noche del sábado impactó con su unidad a un camión urbano en Apodaca.

Mientras sigue la búsqueda del responsable, los 11 pasajeros que resultaron lesionados se recuperan en diferentes hospitales, aunque dos de ellos fueron reportados en condiciones delicadas.

Un vocero de la Procuraduría de Justicia expresó que el Ministerio Público continúa integrando la respectiva carpeta de investigación, para deslindar la responsabilidad de los hechos.

Trascendió que ya se han enviado agentes ministeriales a la línea de transporte donde se desempeña el operador, pero allí se han negado a entregarlo o cuando menos proporcionar su ubicación.

Este percance fue reportado alrededor de las 23:30 horas del pasado 21 de febrero en la carretera Agua Fría-Zuazua, casi a la altura de la colonia Artemio Treviño.

El sitio exacto es una peligrosa curva al norte del río Pesquería, donde hace poco más de un año fallecieron cinco miembros de una familia al ser impactado el automóvil en el que viajaban, por un camión repartidor de refrescos.

El supuesto culpable de estos hechos conducía un vehículo de carga con la razón social Tractolíneas Mexicanas.

Se desplazaba de norte a sur, es decir, hacia Agua Fría, y al tomar la referida curva invadió carril contrario y perdió el control del volante.

La mole de acero se proyectó en forma brutal, casi de frete, contra un camión de la ruta Apodaca-Real de Palmas, cuyo operador intentó esquivar el golpe.

Al lugar se desplazaron de inmediato elementos de los diferentes cuerpos de auxilio, principalmente de la Dirección de Protección Civil de Apodaca.

Un total de 11 pasajeros resultaron con lesiones, aunque otra cantidad similar se dolió de diversos golpes, pero a ellos no los hospitalizaron.

Entre los afectados fueron reportados en condiciones delicadas dos usuarios. Se trata de un bebé y una mujer. Esta última sufrió la amputación de uno de sus brazos.

Tras el impacto la unidad colectiva quedó destruida, principalmente en su costado izquierdo, mientras que el tráiler se salió del camino y quedó a casi 50 metros.

FOTO: Especial

AGUSTÍN MARTÍNEZ