cortesía la afición
28 de julio de 2015 / 07:49 p.m.

Miguel Herrera rompió el silencio, a través de un comunicado, tras ser cesado como director técnico de la selección nacional.

En el texto, Herrera asegura que entiende la decisión tomada por los altos mandos de la Federación Mexicana de Futbol y la acata.

"A la gran afición mexicana, agradezco todo el apoyo durante mi proceso como seleccionador, a la FMF el apoyo recibido durante mi gestión, entendiendo que la decisión está tomada, pero acato la misma", señala.

El ex seleccionador nacional reconoció que se equivocó al tener un altercado con Christian Martinoli, comentarista de Televisión Azteca.

"Me queda claro que no es la actitud que debe tomar un entrenador de la Selección Nacional de México, a pesar de haber recibido todo tipo de críticas, ofensas y burlas hacia mi familia y mi persona", se lee.

Y agrega: "Quiero ofrecer una disculpa pública a la afición, Cuerpo Técnico, Jugadores, Federación Mexicana de Fútbol (FMF), Directivos y Medios de Comunicación por mi conducta en el penoso incidente que tuve con un comentarista.

Me entristece profundamente dejar el puesto de Técnico de la Selección por esta lamentable causa, ya que los resultados deportivos fueron, en su mayoría, positivos dentro de los objetivos trazados".

Por último, Miguel informa que se irá de vacaciones y deja entrever que, por el momento, no dará entrevistas.

"Aprovecharé para disfrutar a mi gran familia y descansar un tiempo, después, regresaré siendo el mismo, y tendrán conmigo, como siempre, las puertas abiertas", concluye.