17 de febrero de 2015 / 12:13 a.m.

Monterrey.- Un hombre quedo enterrado vivo luego de estar haciendo labores en un lote baldío de Apodaca.

Ramiro Cruz Guzmán, de 60 años, resultó con heridas en sus piernas, caderas y parte de su abdomen, por lo que fue trasladado por la Cruz Roja de Monterrey al Hospital Universitario.

Cruz Guzmán era quien dirigía, a nivel de piso, la máquina conocida como 'Mano de chango', pero al momento de hacer una excavación, lo húmedo de la tierra hizo que el terreno se reblandeciera, provocando la caída del trabajador.

Inmediatamente, sus compañeros llamaron a los cuerpos de auxilio, por lo que fue rescatado por elementos de Protección Civil de Apodaca

El hombre labora para una empresa que presta servicios para Agua y Drenaje de Monterrey, por lo que él y sus compañeros se trasladaron al lugar, con domicilio en Concepción Barragán, en la colonia Enramada, para iniciar los trabajos de construcción para una torre de alta tensión.

FOTO: Denisse Mesta

CON INFORMACIÓN DE DENISSE MESTA