Daniel Monterrosa
29 de octubre de 2015 / 10:34 p.m.

El triunfo ante el líder Pumas, ha quedado en el pasado y ahora la plantilla de Jaguares de Chiapas sigue en el trabajo físico-táctico orientado al duelo ante el Puebla previsto para este sábado a las 21:00 horas en el Estadio Zoque en lo que han denominado como “una nueva final” que los pupilos de Ricardo La Volpe ya han marcado en el calendario.

“Fue un triunfo muy importante que nos mantienen con vida. De no conseguirlo, las posibilidades hubieran sido mínimas para calificar”, explicó el volante ofensivo Emiliano Armenteros.

El autor del gol del triunfo ante la UNAM (2-3) se mostró “muy contento” por ser partícipe de dicho triunfo y a pesar de que la lucha se ha tornado más enconada que nunca ante los numerosos rivales que aún optan a la calificación, lo cierto es que Armenteros no piensa “más allá del Puebla. Seguiremos haciendo lo imposible para alcanzar la Liguilla. Queremos hacer historia con este club. Por eso, solo pensamos en el partido de este fin de semana”, añadió.

Con respecto a los problemas suscitados esta pasada semana en torno a los sueldos, el mediocampista felino aseveró que el equipo “más allá de los problemas, está comprometido con el club. Demostramos que estábamos centrados en ganar a Pumas. El equipo está trabajando con muchas ganas, pero sin confiarse de cara al siguiente rival”.

“Un equipo como éste no se puede quedar fuera”: Vargas
Por su parte, el centrocampista Pedro Vargas, quien volvió a disfrutar de minutos con el primer equipo, externó “la confianza que ha ganado el equipo tras este triunfo ante el líder”, ya que en su opinión “nos ayuda mucho”.

“Este triunfo nos debe servir para pensar en nuestras opciones y ganar en confianza, pero hay que seguir así trabajando para arañar más minutos. Antes de empezar el torneo nos marcamos metas. El primero era la Liguilla y estamos con posibilidades. Nos quedan tres finales que debemos jugar a muerte”.

A su juicio, “todos queremos calificar. Un equipo como éste no se puede quedar fuera. Necesitamos alcanzar dicho objetivo. Puede que estemos ‘chavos’ pero la exigencia es la misma. A todos nos exigen el máximo. Hay que trabajar más para equipararnos, pero a los jóvenes nos están dando oportunidades para que en el futuro nos podamos consolidar”, terminó.