Daniel Monterrosa
23 de abril de 2015 / 09:52 p.m.

Sergio Bueno, entrenador de los Jaguares de Chiapas está plenamente convencido que ahora es matar o morir en el estadio Azul en el juego del sábado ante Cruz Azul un cuadro que ha calificado como bueno en defensa y con grandes elementos en ofensiva, pero que jugar en el estadio Azul no le incomoda, ya que en esa sede tiene dos empates y un triunfo.

“Seguimos complicados en nuestra marcha y no hemos podido regresar a los lugares de calificación, así que el tiempo se ha acortado, los partidos también quedan tan solo tres encuentros y prácticamente el torneo se puede sentenciar en el siguiente juego, y lo hemos externado, es un partido de vida o muerte y perder prácticamente nos deja fuera, por lo consiguiente trataremos de ganar el partido”, comentó.

Del rival en turno comentó que es sólido en defensa con grandes delanteros, por lo que deberán frenarlos. “Es un cuadro importante que si bien no ha tenido un gran despegue en el torneo, es un equipo con gran estabilidad y productividad, se defiende muy bien, su armado lo lleva hecho e involucra a muchos jugadores con ida y vuelta constante que hace que no se descuiden, y como esos mismo también atacan bien, se convierte en peligroso, ya que no te juega al pelotazo, tiene buena tenencia y en algunas acciones busca el mano a mano, y con Roque crecerán en la zona de remate”, agregó.

Dijo que, como entrenador, si se remite a las estadísticas, el estadio Azul no le pesa personalmente. “Si nos remitimos a los juegos, creo que tenemos un empate a un gol en el día del diluvio; después ellos nos ganan en el Zoque y luego fuimos a allá a empatar y este será un cuarto partido. Son las referencias que yo tengo, me remonto a hace 10 años cuando yo dirigía a Jaguares y les fuimos a ganar en el penúltimo juego de la salvación, así que jugar en el Azul no me incomoda”, dijo.

Se le cuestionó si saldrán abiertamente a atacar al Cruz Azul, y respondió: “Todavía estamos estudiando qué es lo que más nos va a convenir para el día sábado. Hemos entrenado en la semana con diferentes posibilidades para ver cuál será el equipo que lancemos, y sin duda seguirnos estando complicados por el lado izquierdo, en donde buscamos a alguien con perfil natural, y veremos qué decidimos, pero el equipo que iniciemos seguramente dará todo para ganar”.

Eso sí, buscará un panorama ofensivo para anotar rápidamente como ante Veracruz, juego en que se fueron con todo al ataque. “Puede haber mucha censura de no arriesgar, y nosotros lo hemos hecho de más y de ese riesgo somos conscientes, de que así como pudimos ganarlo, también perderlo, y ahora trataremos de manejar el encuentro de modo de que sí vayamos trabajándolo poco a poco, ir de menos a más, y si llega el momento de meter toda la carne al asador, seguramente lo volveremos a hacer”.

Finalmente, con la incorporación del delantero chileno Isaac Díaz, el cuadro de Bueno Rodríguez tiene una opción más para anotar algo que tiene contemplado usar ante los cementeros. “Ha regresado con buen ánimo después de lo que le ha pasado, él estuvo entrenando en la U de Chile y seguramente le sirve mucho volver para tratar de ir dejando ese mal momento familiar y lo vemos integrado”, indicó.