CORTESÍA DE CARLOS MEZA BAÑUELOS | @LAAFICION
7 de mayo de 2017 / 10:04 a.m.

El golpe fue duro en lo deportivo y lo anímico. Aunque Jaguares de Chiapas se metió al Jalisco y venció al Atlas, la victoria de Morelia en Monterrey enterró las esperanzas chiapanecas y mandó al descenso a los dirigidos por Sergio Bueno, quien sumó un descenso más a su carrera y valorará en los próximos días el retiro del banquillo.

"Sí ha pasado por mi cabeza (retirarse), me duele asumirlo así, lo voy a valorar y reflexionar fríamente para tomar una decisión. Siempre he sido un guerrero en el futbol, los retos me invitan a superarme".

El aún estratega de Jaguares lamentó que su equipo no mostrara el mismo nivel con el que jugaron en el Jalisco durante gran parte del Clausura 2017, situación que llegó demasiado tarde y que terminó en la pérdida de la categoría, misma que ha sido muy difícil de digerir por los jugadores y el resto del club.

"La conclusión más importante es que teníamos que jugar así muchas jornadas pasadas, el equipo se entregó en el terreno de juego como debíamos haberlo hecho en todo el torneo. Dejamos llegar el nivel del agua a esta altura la cual ya no dependía de nosotros en esta última jornada, la realidad es que no quiero ponerme muy dramáticos, el golpe es muy duro, los jugadores están muy dolidos, todavía no cruzamos ninguna conversación, estamos analizando el resultado, es un duro golpe para todo el mundo, las expectativas eran otras. Esto es lo que dejaste de hacer en todo el campeonato. Las consecuencias son estas".

Sergio se marchó con un mal sabor de boca y trató de ser lo más sereno posible durante la conferencia post juego, sin embargo, reconoció que en su trayectoria ha vivido momentos muy amargos.

"Estoy tratando de mantenerme muy ecuánime y sereno, no quiero hacer papelones, te genera una gran amargura, hay que ser hombrecito en este mundo del futbol, vale la pena tener estos retos tan fuertes. Hasta la fecha he tratado de ser un tipo serio. La balanza se inclina hacia lo negativo por ser un descenso más. Llegamos a 19 puntos pero las expectativas eran 26, nos desinflamos, dejamos pasar partidos importantes".