FOTO Y TEXTO: AGUSTÍN MARTÍNEZ
28 de enero de 2015 / 02:36 a.m.

Monterrey.- Kimberly Anahí es apenas una adolescente. A sus 17 años ha quedado viuda, y con un bebé de tres meses a quien mantener.

Es el destino que ahora vive a consecuencia de la acción de los pandilleros que mantienen atemorizado al sector de la colonia Real de San Felipe, en el municipio de García.

La noche del domingo, el ayudante de albañil Uriel Mata Rodríguez, de 18 años, fue atacado a navajazos y golpes, por integrantes de la pandilla "Los Homies".

Los hechos, en los que también fueron golpeados otros cuatro vecinos de Real de San Felipe, ocurrieron en la avenida Camino a Icamole y San José.

"Pues es que yo me di cuenta por mi nuera (Kimberly). Ella me dijo y me gritó que habían picado a mi hijo, y que ya se lo habían llevado. Me fui a la Cruz Verde, y de ahí me lo mandaron al hospital Universitario", comentó la señora Olga Mata Rodríguez.

El muchacho es velado en su domicilio familiar, de la calle San Carlos en el mismo asentamiento.

"Quiero que se haga justicia, y que me le proporcionen amparo a mi nieto y a mi nuera. Que se haga justicia. Queremos justicia, porque a todos los están amenazando", recalcó.

Los testigos señalan como responsables del crimen a los integrantes de la pandilla "Los Homies", principalmente a un joven apodado "El Bebé", quien portaba el arma blanca.

QUIEREN QUE DETENGAN A LOS PELIGROSOS PANDILLEROS

Presuntamente este sujeto atacó a Uriel y al vecino Gerardo Flores González, mientras una señora les ayudó a los pandilleros a someterlos con una manguera, luego de que otro pandillero conocido como "El Caguamín" efectuara la provocación.

"Y ya pues Caguamín corrió hacia su casa, y en eso salieron todos los amigos de Caguamín, o sea la pandilla de él. Y allá en la esquina fue donde doña Eloisa agarró al señor Gerardo con una manguera", aseveró la viuda.

Kimberly se preparaba para despedir a su pareja en su última morada. En ella prevalece un sentimiento de coraje e impotencia, pues los agresores de Uriel no han sido detenidos.

"Pues que se haga justicia y que me ayuden con mi niño. Que agarren a todos los Homies, porque fueron los culpables todos ellos, principalmente El Bebé y doña Eloísa", puntualizó.

Kimberly Anahí Vargas dijo que de ahora en adelante deberá encargarse de la manutención del pequeño Donovan Uriel, de tan sólo tres meses de edad.

Su suegra sabe que la joven madre y el bebé requieren, ahora más que nunca, del apoyo y cariño de toda la familia, por lo cual está decidida a no dejarlos solos en su lucha diaria.

Uriel Mata será sepultado en uno de los panteones municipales de García, mientras las autoridades prosiguen con las indagatorias para tratar de ubicar y detener a los rijosos que cometieron este asesinato.