Francisco Vela
6 de agosto de 2015 / 01:43 a.m.

Un “Burbanazo” salvó al León de una derrota que en el segundo tiempo parecía inminente ante un Atlético San Luis que encontró en un error de Yarbrough y un golazo de Othoniel Arce la ventaja en el complemento.

El colombiano naturalizado mexicano entró de cambio en el segundo tiempo tratando de reanimar a un equipo que no encontraba la forma para llegar al marco rival, en un duelo que nació con complicaciones. Burbano le cambió la cara a la fiera que consintió a un ordenado equipo visitante que aprovechó ciertas concesiones que recibió.

Ni mal había arrancado el partido y el León lo comenzó perdiendo. Al minuto dos de juego, en un error de Miguel Ibarra, el equipo visitante tomó mal parado al León. Un cambio de juego de frente dejó al atacante paraguayo Leonardo Villagra ante Yarbrough que no pudo cortar la jugada a la entrada del área. El 24 de los visitantes sólo tuvo que puntear la pelota ante un marco desguarnecido.

León tuvo que remar contra corriente casi doce minutos. La tenencia de pelota fue para los locales, poco a poco inclinaron la cancha a su favor pero no fue hasta que llegó una jugada a pelota parada que encontró el empate.

Leone López cobró una falta, 7 metros fuera del área. El balón salió justo a donde estaba Miguel Sabah que no vaciló en su remate para vencer a Leonín Pineda por segunda vez en esta llave.

Precipitaciones en el último tercio de terreno de juego impidieron que el León llegara con más propiedad al área contrincante. Seguía siendo la dinámica de los dirigidos por Pizzi la que establecía condiciones en el compromiso, aunque con poco claridad.

Mientras que el León se mostró dubitativo en zona defensiva a la hora de marcar y también al momento de salir jugando cuando recibían presión de los potosinos en la salida. Producto de lo anterior, los dirigidos por Raúl Arias, quien regresaba al Estadio León tras 14 años de la última de su ultima visita, tuvieron un par de disparos al marco esmeralda que quedaron en sólo avisos.

La claridad futbolística apareció en el León durante 10 minutos, justo antes de llegar a la media hora de juego. Carlos Peña rompió la línea de medio campo y se enfiló al área enemiga, justo en el momento que Gonzalo Ríos, habilitado en esta ocasión como volante por derecha, ingresó a toda velocidad al área y fue habilitado por el mediocampista.

El argentino llegó hasta el límite del área chica y mandó un centro retrasado que le quedó atrás al movimiento de Miguel Sabah que acompañó la jugada. Afortunadamente para los locales Miguel Ibarra estaba justo en el camino del esférico y sólo tuvo que empujar la pelota ante el marco abierto para poner adelante en el marcador a la fiera.


El cierre del juego cayó en ritmo e intensidad. Las aproximaciones se redujeron al máximo y el partido se llenó de imprecisiones acompañadas de algunos disparos de media distancia.

Las malas noticias para los locales comenzaron muy temprano en el complemento, Diego Novaretti dejó el campo lesionado a los pocos minutos. Entró en su lugar Fernando Navarro.

Para el segundo tiempo las acciones no se modificaron mucho en relación a como terminó la primera parte.

El León perdió poco a poco terreno y aunque San Luis tuvo pocas opciones encontró en un disparo de Orlando Pineda de larga distancia el empate en el marcador. Se animó el ex jugador verdiblanco y sorprendió a Yarbrough quien no pudo detener un esférico que parecía de rutina, justo antes de completar la hora de juego.

Diez minutos después se volvieron a mover las redes, nuevamente el equipo visitante. Nuevamente un ex jugador del León. Othoniel Arce, que había entrado minutos antes por Leonardo Villagra, aprovechó un centro medido al área para rematar de cabeza y mandar la pelota de manera muy potente y colocada a donde no llegó el cancerbero verdiblanco.

El juego se complicaba y Pizzi mandó al campo a Burbano y a Boselli buscando salvar el barco y evitar el naufragio. La velocidad y calidad de Burbano le dio amplitud al juego del León y logró tener más presencia ofensiva.

Burbano fue clave para la reacción verdiblanca pero no fue en una jugada por la banda sino en el cobro de una falta cerca del área que le dio el empate justo cuando moría el tiempo reglamentario, al minuto 89.