francisco vela
1 de julio de 2015 / 04:26 p.m.

El defensa argentino, Guillermo Burdisso, se presentó ayer a su primer día de entrenamientos con el León, su nuevo club.

El “Guille” llega procedente del Boca Jrs., donde en Argentina se dijo que hubo molestia por parte de algunos aficionados como algunos dirigentes por la forma en cómo salió Burdisso del equipo, quien ya no se presentó a entrenar con el equipo en los últimos días a pesar de tener contrato vigente.

Ayer, previo a su segunda sesión del día, Guillermo aclaró que quedó una buena relación con la gente de Boca, que ya está concentrado total y plenamente en León, y le deja la puerta abierta a los xeneizes.

“La verdad sí fue un poco confuso, porque en el último semestre me tocó jugar bastante y quizás se había hablado de más renovar con Boca. Tuve una charla con el presidente (Angelici) y le dejé en claro que tenía una chance de jugar afuera y la quería aprovechar, él me entendió, me dijo que no había ningún problema, no puso ninguna cláusula ni nada para no jugar, quiero agradecerle a él. Ahora sólo quiero pensar en León.

“No tengo ninguna mala relación con otro dirigente, incluso con el técnico también le estoy muy agradecido, con él también hablaba. Me entendieron y la relación quedó perfecta”, dijo.
Sobre el León, donde ya está entrenando y se ha puesto a disposición del técnico, dijo que lo que le piden, por el momento, es que trabaje en su puesta a punto.

“El Profe (Pizzi) me ha pedido poner bien físicamente y después empezar a demostrar lo que estaba haciendo en Boca. Quiero ponerme bien físicamente, estar a la par de los compañeros y luego pelear por un puesto y, como equipo, luchar en todos los partidos y ganarlo”, finalizó.