LUIS ENRIQUE NAVA
12 de marzo de 2016 / 11:20 p.m.

Al minuto cuarenta la porra del León le dedicó una mentada a la afición del Querétaro. Poco y nada había pasado en la cancha. Al menos sirvió a los de la tribuna para espabilar. Primer tiempo para el olvido en un partido que León resolvió 2 a 0 a su favor en los últimos 20 minutos del juego.

Los entrenadores de ambos equipos se abanderaron en su llamado "orden", poco apreciado por la tribuna y la idea de ir a por el rival parecía estar reservada para mejor noche.

A pesar de la vuelta de Boselli –actual campeón de goleo en México-, que se perdió la más clara del primer tiempo al no llegar a un centro que le vino desde la izquierda; y del Gallo Vázquez –dueño del llamado equilibrio de los verdes-. León y Querétaro se citaron en el centro del campo y el resultado fue un juego trabado.

Tena intentó mover a sus volantes de banda, el resultado no fue bueno, al menos en la primera mitad. Tuvo que venir Nacho González, allá por la media hora, a peinar una pelota que solo se paseó por el frente del arco. Más tarde un disparo de Aldo Rocha serviría para acomodarse en la butaca. Nada más. Música de viento para despedir el primer tiempo.

Al volver León fue más vehemente en su búsqueda por adelantarse en el marcador y primero con un cabezazo en el cobro de una falta y más tarde con disparo de Elías Hernández, los verdes avisaron que vendrían por el partido. Una hora después del silbatazo inicial.

Vino Luis Montes –un experto despertador de fieras- por Elías Hernández; el 10 entró con la idea de cargarse el equipo a los hombros.

Fue por la banda izquierda que terminó el sopor. Vino un centro y tras una pelota peinada por Maxi Moralez, Mauro Boselli se tendió en el aire y la mandó al fondo. 1 a 0 al 71'. León ya lo ganaba.

En la contra Querétaro estuvo a punto de recuperar lo perdido y es que William se aplicó a fondo para sacar una pelota que amenazó con colarse en su puerta. El susto y nada más.

La revolución del gol le hizo justicia a Cuevas. Tena lo mandó a la cancha en lugar de Maxi Moralez. El argentino entregó cuentas de lo que ha acostumbrado desde que llegó. No tardó más de 5 minutos.

Cuevas recibió una pelota filtrada por la derecha y la dejó correr. Esperó el momento oportuno para mandarle un telegrama de gol a la frente de Boselli; el argentino la chocó y la mandó adentro. Era el 2 a 0 al 82'. En 11 minutos se inclinó la balanza.

León estuvo cerca de hacer el tercero con un cabezazo de Cuevas que el arquero Hernández sacó con la atajada de la noche.

Se terminó el partido y la tribuna que reprochó al medio tiempo tuvo razones para aplaudir a su equipo que se mantiene en lo alto de la tabla.