FRANCISCO VELA 
30 de agosto de 2015 / 03:56 p.m.

El líder del torneo se metió a la casa del Diablo y exorcizó a sus perseguidores. Vino de atrás en el marcador y se llevó el triunfo que lo deja a las puertas de la Liguilla cuando faltan 30 puntos por disputarse.

Gallo Vázquez empató el juego y el Gullit Peña en los minutos finales anotó los dos últimos goles para consumar una nueva victoria del León de Pizzi. Toluca no pudo aguantar la ventaja y estuvo muy lejos de poder aumentarla.

Primer disparo del partido, primer gol. A remar contra corriente, no es nuevo para el León, en la mayoría de los partidos en los últimos torneos ha tenido que venir casi siempre de atrás en el marcador.

Darío Bottinelli, volante ofensivo del Toluca, tuvo ciertas facilidades, tal vez las mínimas pero le bastó un resquicio y un segundo para sacar un disparo entre tres defensores del León desde fuera del área.

La pelota se anidó en la portería de Christian Martínez quien a pesar de que se estiró no pudo cortar tan angulado disparo que abrió más allá del guante del cancerbero y cerró justo para entrar en la portería en la base del marco. Al minuto siete los locales condicionaron el comportamiento de los locales.

El juego no rompió, Toluca se dedicó a ordenarse bien ante un León que manejó la pelota y por obligación adelantó líneas sin embargo nunca encontró ni superioridad numérica ni la jugada que le dejara en clara posición para rematar a gol.

Los de Saturnino Cardozo apostaron por la disciplina táctica e invitaban al León a que cruzara la línea de medio campo. En las jugadas que Toluca logró adelantar líneas y llegó a perder la pelota sus regresos siempre fueron rápidos y nunca dio ventajas al desdoble del León que estuvo poco fino tanto por Burbano como Elías Hernández.

La primera parte terminó con gol a favor de los del Toluca quienes no pudieron ampliar la ventaja y dejaron vivir a un León que resolvió bien en la parte defensiva que fue comandada por Burdisso y González, colosos de la central que contuvieron al rival. Al descanso el León se fue herido pero muy lejos de estar muerto.

Comenzó segundo tiempo con un León volcado sobre el marco del seleccionado nacional, Alfredo Talavera; Cardozo quería darle al León una probadita de su propia estrategia: marcador a favor, espero al rival y lo mato en el contra golpe.

La pelota era del León, la iniciativa también pero con poca claridad en la última línea. Por momentos el agobio verdiblanco era total, impedía que el Toluca saliera de su propio campo y todas las pelotas divididas eran para los visitantes.

Aún así el León no encontraba la jugada que le generara peligro.

Justo cuando el partido estaba por llegar a la hora de juego apareció el gol del empate.

Un rebote de los muchos que hubo fuera del área toluqueña llegó hasta donde el Gallo Vázquez se encontraba, lejos de la zona donde estaba su mayor responsabilidad, detrás de medio campo, el seleccionado nacional recibió el esférico no de la manera más limpia, ante la marca toluqueña, perdió la vertical pero no la fuerza para recomponer la figura a penas lo suficiente para pegarle potente a la pelota y sorprender a Talavera que a pesar de su gran lance nada pudo hacer para evitar que cayera su marco.

Al minuto 56 el León volvía de atrás en el marcador para igualar el resultado en un partido que controlaba desde el primer tiempo.

La respuesta del Toluca nunca llegó. Cardozo movió sus piezas pero nunca encontró un error en la salida del León, una pelota perdida que le diera el rompimiento en velocidad, una desatención como las que acostumbra el León y que tanto le han costado en otros partidos.

Burdisso y González estuvieron más atentos que nunca y en todo momento corrigieron lo Triverio, Cuevas y Bottinelli desacomodaban. El orden defensivo del León nunca corrió riesgo, ni si quiera hubo la tentación de modificar el parado e idea de juego por parte de su entrenador que fue paciente y en todo momento confió en su idea y ejecución. El resultado le dio la razón.


Boselli tuvo otro partido lejos de su hábitat natural, de espaldas a la portería y con pocas posibilidades para hacer mejor que sabe hacer: rematar a gol. El atacante jugó de poste, y por muchas ocasiones cuando no barría para recuperar la pelota pivoteaba para ayudar a la incorporación de frente a la portería a los dos contenciones y a los dos volantes.

Sin embargo tuvo su oportunidad dentro del área. El centro que tanto esperó durante 80 minutos llegaba pero no era para que rematara a puerta, el atacante saltó primero que su marcador y logró rematar la pelota. No salió con dirección a gol pero sí directo a donde el Gullit Peña había quedado sólo en el área chica y sin marcación. El daño estaba hecho y con una bolea el 27 puso adelante a la fiera.

Con el marcador en contra el Toluca quemó las naves, se fue al frente y ya no le importó guardar el orden defensivo, lo mismo daba perder por uno que perder por dos si el premio sería rescatar un punto ya con el tiempo en contra.

Y fue precisamente en un contragolpe que el León cerró a su favor marcador.

En un cambio de juego de la banda de la derecha a la izquierda, Carlos Peña quedó sólo a la entrada del área, cargado ligeramente a su derecha lo que complicó el ángulo de disparo, Boselli corrió para acompañar al Gullit quien aguanto, aguanto el desenlace de la jugada hasta que ya tenía a dos defensores encima y la salida de Talavera sobre los límites del área chica.

Peña mandó la pelota a la llegada de Mauro Boselli pero antes de que al argentino entró a la portería. Al 87 el León certificaba su sexto triunfo del torneo, y cerraba con 18 puntos de 21 posibles.

Los verdes se mantienen una semana más como líderes del torneo con una gran equilibro, siendo la mejor ofensiva y manteniéndose como una de las mejores defensivas.

La siguiente semana el León viajará a Estados Unidos para enfrentarse a Chivas, en duelo amistoso aprovechando que la liga sufrirá un paro por la fecha FIFA. Posteriormente regresará para enfrentar nuevamente como visitante a Chiapas.

León reapareceré en su estadio en la Copa Mx el 16 de septiembre cuando reciba a Rayados, y en la Liga el 19 de septiembre ante los Xolos de Tijuana.