francisco vela
29 de abril de 2015 / 01:00 p.m.

Con poco más de dos años radicando en nuestro país, Mauro Boselli ya cumple con los requisitos legales necesarios para naturalizarse mexicano, sin embargo el delantero, campeón de goleo el torneo pasado, y bicampeón del futbol mexicano con el León, no piensa en adquirir ese estatus pues considera que los naturalizados en la Liga Mx "le quitan espacio a los jóvenes".

El capitán del León cree que ese tema se ha manejado mal en el balompié mexicano pero aseguró que en caso de que se lo pida su club buscaría la naturalización.

"Hoy por hoy es un tema que no tengo en la cabeza, es un tema que maneja el club – León – nadie del club me dijo eso, que necesitaban que yo me naturalice y me parece que es un tema en México que no sé si está mal manejado pero me gustaría a mí que le den más oportunidad a los jóvenes, el tema de la naturalización es quizá le está sacando un poquito de espacio a los jóvenes mexicanos

"Hoy por hoy mientras el club no me lo pida no se me pasa por la cabeza naturalizarme", comentó.

Las leyes de nuestro país contemplan la posibilidad para todas las personas nacidas en centro y Sudamérica así como los nacidos en la península ibérica, que en caso de vivir de manera legal en nuestro país por dos años cumplen con el estatus necesario para obtener su carta de naturalización.

Actualmente en el equipo León hay un jugador naturalizado, se trata de Martín Bravo, delantero que nació argentino per que desde hace casi un año recibió su carta de naturalización.

Varios jugadores extranjeros que han pasado por el León los últimos años ya realizaron los trámites y son mexicanos: El uruguayo Sebastián Maz, el argentino Matías Britos, los colombianos Hernán Darío Burbano y Eisner Iván Loboa.