JUAN LARA | @JUANLARAM7
3 de diciembre de 2016 / 09:37 p.m.

El entrenador de León, Javier Torrente, dijo sentirse afectado por la actuación del árbitro César Arturo Ramos y sobretodo del asistente número dos, Miguel Ángel Hernández, quien tomó dos decisiones polémicas en el gol de Gignac y al anular un tanto de los esmeraldas en el segundo tiempo.

Torrente afirmó que dominaron a Tigres, pero éstos fueron ayudados por la terna arbitral.

"Sí, el primer tanto de Gignac es en offside. Y el gol que baja Navarro la pelota no salió, en ese momento debíamos estar 2-0 arriba en un tremendo partido del equipo donde dominó los primeros 45 minutos con claridad. Nos tenemos que ir al descanso 1-1 por un error arbitral. En el segundo tiempo cuando convertimos el 2-1 lo anulan cuando la pelota está dentro de la cancha. Me siento orgulloso del equipo, del partido que dieron. Por muchos minutos desaparecimos a un rival que se vio ayudado por el árbitro", mencionó en rueda de prensa.

El estratega argentino quería llegar a la Final y no se fue satisfecho a pesar de tomar al equipo en el último lugar y quedarse a dos goles de la disputa por el título.

El ex asistente de Marcelo Bielsa no tuvo dudas de que su equipo fue superior a Tigres a pesar del resultado.

"Estoy orgulloso de mis jugadores. Dominamos en el campo de ellos con su gente a favor. En el primer tiempo la diferencia fue abismal, el segundo tiempo más parejo. Pero siguió habiendo diferencia a favor de León", agregó.