CORTESÍA LA AFICIÓN
3 de diciembre de 2016 / 01:46 p.m.

No es tiempo de nada más que para ser equipo. Maxi Moralez entiende y lamenta los pocos minutos que ha tenido en León, que su deseo es volver algún día a Argentina, pero sobre todo sabe que ahora sólo cabe ayudar al equipo, ya sea desde adentro o fuera del campo.

El ‘Frasquito’ es uno de los jugadores que más prometieron con su futbol, pero también de los que no ha terminado de llenar el gusto del público, durante el torneo se le crítico, pero en los cuartos de final dio un gran partido y espera seguir así, aprovechando los minutos que le toque estar en el campo.

¿Cómo será el cierre de la semifinal?

Seguramente será más difícil que los cuartos de final, sabemos la clase de jugadores que tiene el rival, debemos estar atentos y no cometer los errores que cometimos en Tijuana.

¿Qué opinión tienes de Tigres?

Es un equipo muy completo, más allá de que en el campeonato obtuvimos la victoria ante ellos, en liguilla ya es otro partido. Debemos tomarlo con calma porque es un juego a 180 minutos y llegar a la final, que tanto deseamos.

Si estuvieras afuera de ambos clubes, ¿cómo analizarías esta semifinal?

Como espectador diría: “Es un gran partido”, por la calidad de ambos equipos y por cómo terminaron jugando. Esperemos que sea buen juego y que salgamos vencedores.

¿Alcanza la motivación para verse en la final?

La motivación está desde que clasificamos, es injusto para el que clasificó primero, pero es un premio para nosotros (por cómo cerraron). Nosotros no tenemos nada que perder, más allá de que se hizo un plantel para pelear arriba, pero volamos bajo por cómo fue el torneo.

¿Qué tanto afecta al equipo tener a varios jugadores con molestias físicas?

La verdad que sabemos de su calidad, que son importantes, pero en el plantel hay jugadores que los pueden sustituir, obviamente con menos ritmo porque no han venido jugando, pero creo que lo pueden hacer bien.

Llevas un año en México, ¿qué te parece el formato de liguilla?

Es un poco injusto para el que termina primero, pero es linda porque se puede pelear el campeonato y además es linda para el espectáculo.

¿Tú cómo estás?

Soy consciente de que tengo que dar mucho más, da gusto entrar y tratar de hacer las cosas bien y demostrar al técnico que uno está para cuando nos necesite. No estoy a gusto porque no juego, pero por algo es y tengo que pelearlo cuando me toque.

¿Qué sientes que le faltóa Maxi Moralez?

Yo no lo puedo decir, son cosas que tiene que hablar el entrenador, pero cuando uno tiene la confianza necesaria se siente de otra forma, un jugador sin confianza es difícil entrar y hacer algo, estoy agradecido porque he jugado algunos minutos.

El otro día tuviste una charla larga con el entrenador, ¿qué te dijo?

No sé si eso puede marcar un rumbo, pero es positivo que el técnico esté cerca. La plática fue más por cuestiones de alivio, de darme ánimos porque sabe que uno está más o menos fastidioso por no jugar.

¿Qué significa Racing para ti?

La verdad que mucho, ahí crecí, ahí me formaron. Mi familia es fanática del club, es una costumbre que llevó en los lugares en donde he estado.

Se ha hablado sobre tu regreso…

Nunca he ocultado mi deseo de volver, pero uno no sabe cuándo. Ahora no estoy en el momento de volver, ni yo ni mi familia, pero cuando decida volver Racing va a ser la primera opción.

¿Quieres hacer historia en León?

Siempre lo dije, que vine para ganar títulos, pero se han dicho muchas cosas mías que son de otra forma. Sólo resta jugar, de lo demás estoy bien.