NOTIMEX
27 de febrero de 2017 / 03:52 p.m.

El presidente de la Liga MX, Enrique Bonilla, afirmó que existe interés por parte del organismo para terminar con los grupos de animación de los equipos, al admitir que buscarán lograrlo de la mano con los clubes.

“Desde la Liga no los vemos con buenos ojos; desde la Liga buscaremos que desaparezcan; desde la Liga buscaremos que nuestro espectáculo sea 100 por ciento familiar, que sea reunión de amigos y no de grupos que no aportan nada al futbol”, dijo.

Manifestó, sin embargo, que deben “cumplir con normas, con leyes y dentro de estas normas y leyes, haremos el mejor esfuerzo para que el futbol siga siendo familiar”.

Les recordó a los equipos que no deben venderle boletos a los grupos de animación visitantes, algo que está establecido en el reglamento de la Liga MX.

“Se corre el riesgo de que a mayor número de aficionados visitantes se susciten hechos como los que lamentablemente sucedieron en el estadio Luis de la Fuente. El aficionado que quiera ir a apoyar a su equipo en un estadio en carácter de visitante, deberá comprar su boleto como cualquier otro”, apuntó.

El presidente ejecutivo de la Liga MX del futbol mexicano dejó en claro que ellos no pueden sancionar a la barra de los Tigres de la UANL por los hechos de violencia, ya que no están afiliados.

“La forma de sancionar a la porra es la multa a Tigres, no se puede sancionar a un grupo de animación, no son afiliados. El club local puede presentar denuncias ante el ministerio público”, sentenció.